Conectar
Arriba

Se tienen que dar cuenta

Ya no están Lo Celso y Montoya que le daban jerarquía al mediocampo, pero hay variantes en esa zona del campo. Por Enrique Genovar. 

Por Enrique Genovar

Las ausencias casi siempre se extrañan, pero quedarse en el lamento puede ser lapidario. Esto ocurre en todos los aspectos de la vida. Y en el fútbol se evidencia mucho más. Pero está en los que quedaron volver a armar para tapar el espacio que dejaron los que se fueron.

Paolo Montero tiene lo que tiene. Es por esto que los hinchas deberán bajar la vara que quedó tras los dos años de Eduardo Coudet para medir este nuevo ciclo y no volverse locos.

Tal vez faltó algún protagonista que diga que lo que queda de este torneo será de transición. Es por esto que serán los simpatizantes auriazules los que tendrán que acostumbrarse a que Central ya no tiene a dos jugadores “europeos” en la mitad de la cancha.

Obviamente que más allá de este entendimiento que con el correr de los partidos irán haciendo los hinchas, está en el entrenador armar con lo mejor que tiene. Arriba no hay dudas: Teo Gutiérrez y Marco Ruben son de lo mejor que tiene el fútbol argentino en cuánto a delanteros. Abajo la cosa aparece armada y el Ruso Rodríguez tiene más pergaminos que Jeremías Ledesma. El problema está en la mitad de la cancha, es de allí donde se fueron dos jugadores importantes y por eso es dónde el cuerpo técnico debe poner mayor atención.

Entre Carrizo, Ferrari y Camacho debe salir el volante por derecha. Musto es el volante central, sin dudas. Para jugar por la izquierda están Fernández, Carrizo y Camacho. Y para conformar el doble cinco con el de Casilda aparecen Colman, Camacho y Carrizo. Martínez, está claro que no rinde en esa posición, salvo que el entrenador decida poner en cancha un mediocampo más combativo y ahí si podría aparecer al lado de Musto.

Más allá de que se fue jerarquía con Lo Celso y Montoya, el DT tiene variantes para conformar la mitad de la cancha, incluso hasta podría utilizar a Teo, detrás de Ruben para lograr la generación de fútbol que está faltando. Depende de Montero armar de una vez por todas un mediocampo que esté a la altura de un equipo que arriba y abajo parece estar bien conformado.

Comentarios

Más en Deportes