Por Claudio Giglioni

Un partido donde está todo bien determinado, por lo que ha hecho cada equipo en el 2019, quién es punto y quién es banca. Este Central que ha podido ganar sólo dos partidos, con Argentinos y Aldosivi.

Boca que no ha encontrado una línea de juego, que no se sabe bien cuál es el modelo que propone Alfaro, pero que ha liberado a sus individualidades y a partir, de las actuaciones de Andrada, Zárate o Bebelo Reynoso, cuando tiene sus chances.

Cocca hoy va a poner una línea de tres, ha pensado el partido desde las respuestas no de las preguntas, si uno observa los cotejos de Alfaro, se puede ver que le cuesta muchísimo a Boca entrar al área rival, si se lo controla a Zárate.

Una línea de tres para Central, con dos laterales volantes y Rinaudo, un sistema táctico-estratégico puesto a disposición de no tener que ir a empatar el partido. Lo peor que le puede pasar al Canalla, es que haya un gol tempranero de Boca, porque en el mediocampo no tiene generación y cómo hacerle llegar la pelota a Lovera.

El DT eligió un manera para jugar, con una línea de tres, dos laterales volantes, un cinco cerca de los centrales y tratar de marcarle los espacios a Boca. Central viene de punto, los partidos hay que jugarlos, apostando todo a poder encontrar un gol, para ser campeón, Central necesita hacer el mejor partido del año.

#Supercopa ⚽| Empezamos a vivir la gran final entre Central y Boca, con el análisis previo de Claudio Giglioni.

Posted by Conclusión on Thursday, May 2, 2019