Maximiliano Mazzaro, un barrabrava de Boca Juniors perteneciente a una fracción disidente a la “12” que lidera Rafael Di Zeo, fue deportado hoy en España por autoridades locales y no asistirá a la final de la Copa Libertadores de América que animarán su club y River Plate el domingo próximo en el estadio Santiago Bernabeu, en Madrid.

“Esta persona no reunía los requisitos para ingresar al terriotorio español. Acá se le exigió pasaporte en vigor, motivación de viaje, tiempo de permanencia y dinero para costear sus gastos, y además no debía estar en ninguna lista de no admitidos a espectáculos deportivos”, explicó Serafín Giraldo, el vocero de la Policía española, en declaraciones telefónicas a Todo Noticias (TN).

Mazzaro, enfrentado con la “12” oficial liderada por Rafael Di Zeo, su hermano Fernando y Mauro Martín, llegó a Madrid acompañado por su esposa e hijo, pero no pudo pasar el control policial en el aeropuerto de Barajas, donde permanece demorado hasta las 23.30 cuando lo embarcarán de regreso a la Argentina en un vuelo de Iberia.

“El puede salir de su país pero acá no cumple la ley de extranjería. Una cosa es que pueda abandonar su país y otra distinta que le permitamos ingresar acá. La Brigada española tiene en su poder una lista de personas inadmisibles y ese factor es determinante”, añadió Giraldo.

Mazzaro estará de nuevo en la Argentina este viernes temprano, pero tanto su esposa como su hijo podrán quedarse en Madrid si desean a ver a Boca, ya que no tienen restricciones.

En tanto, en las próximas horas se espera el desembarco en Madrid de “Rafa” Di Zeo y según las primeras informaciones que tiene en su poder la policía española correría la misma suerte que Mazzaro.