Cristian D’Amico volvió a ser partícipe de un hecho intimidante. Según fuentes policiales, el vicepresidente de Newell’s recibió dos llamadas con mensajes amenazantes al teléfono de su local comercial.

El hecho ocurrió en la mañana del viernes, cuando el dirigente rojinegro realizó la denuncia de que recibió dos llamadas a su local comercial, en las que hubo mensajes amenazantes que le pidieron que siga los pasos de Tiki Martínez y renuncie a su cargo en el club. Fiscalía investiga el caso, del que todavía no se conocen más detalles.

Cabe destacar que D’Amico había sufrido un atentado el pasado miércoles 9 de noviembre, cuando se desplazaba en su camioneta junto con su hijo y fue interceptado por un Renault Clio, que abrió fuego contra el rodado del dirigente. Ambos resultaron ilesos.

Nota relacionada

Atentado al vicepresidente de Newell’s: “Su vida corrió serio riesgo”

Tiki Martínez renunció en Newell’s por las amenazas de la barrabrava

“Los dirigentes somos los rehenes de las barrasbravas”, expresó Tiki Martínez