La Red de clubes de Rosario sigue con preocupación la situación económica reinante, con altos costos en las tarifas que en algunos casos, hacen inviable el normal desarrollo de las instituciones. Por tal motivo, se realizará un foro regional, para tratar entre muchas entidades la problemática y el alto impacto de los impuestos.

El encuentro entre las instituciones de la ciudad y la región, fue pautada para el próximo martes en el club Libertad a las 19, haciendo foco en los tarifazos y como seguir adelante, en medio de la coyuntura.

Conclusión dialogó con Jeremías Salvo, presidente del Suderland, que brindó un panorama de la situación: “Tenemos clubes de la red, que le llegan facturas de entre 50 y 60 mil pesos mensuales. Hace más de 8 meses, que desde Nación no se recibe la devolución del 40% de lo abonado en la facturas de servicios. Sólo recibimos el subsidio del 50% de lo consumido en luz y agua, por parte del Gobierno Provincial”.

>Te puede interesar: Buscan implementar una tarifa social diferenciada para clubes de barrio

“A eso debemos sumarle, que por la realidad socioeconómica que está viviendo el país, vemos una merma de alrededor del 30% en el cobro de cuotas, se nos hace imposible afrontar los gastos. Sólo 53 clubes, están en condiciones de recibir el supuesto reembolso que debería enviar Nación, el resto de los 400 instituciones, estamos a la deriva”, explicó el dirigente.

Salvo siguió explicando el momento crítico de las entidades: “Intentamos por todos los medios, que los socios sigan asistiendo a los clubes, para mantener los servicios que prestamos. Pero se hace cada vez mas difícil en este contexto, y la indiferencia e insensibilidad social del gobierno nacional es demasiada”.

“Vemos venir, lo sucedido en los 90′, cuando los clubes estaban vacíos y cerrados. Nos costó mucho trabajo levantar los clubes de barrio y en este contexto, nos cambió el paradigma. Venimos trabajando conjuntamente con provincia y municipalidad, en el fortalecimiento institucional y en infraestructura de los clubes. Hoy, solo podemos pensar en como evitar la fuga de socios y mantener las puertas abiertas”, sentenció el presidente, con mucha preocupación.

La situación financiera que afecta al país, repercute en las instituciones, que son fundamentales en la contención social, y que en los últimos meses, se empieza a sentir el deterioro económico familiar, que afecta fuertemente en la subsistencia de los clubes.