La cantautora chilena Mon Laferte, una de las voces más interesantes de la fusión entre pop, rock y folclore latino, lanzó su nuevo disco “Seis”, con un marcado estilo mexicano y compuesto en Tepoztlán, el pueblo donde vivió Chavela Vargas y a donde la artista se mudó hace un par de años.

Un documental sobre la vida de Vargas fue el punto de partida para que Laferte rebusque en letras y fragmentos de canciones escritas años atrás y, a partir de ahí, crear.

El primer single fue “Que se sepa nuestro amor”, un mariachi ardiente y bailable junto Alejandro Fernández.

Con la excepción de la cumbiera “La democracia” y, en parte, la potente “La Mujer” (junto a Gloria Trevi), Mon eleva su voz entre finos arreglos de cuerdas y bronces en una serie de apasionadas rancheras y románticos boleros.

Del disco se desprenden también melodías acompañadas de acordeones, guitarras, vihuelas mexicanas, violines y trompetas. ADN mexicano para temas como “Amigos simplemente”, “No lo vi venir” y “Esta morra no se vende”.

También destaca la increíble “Se me va a quemar el corazón” con La Arrolladora Banda El Limón de René Camacho, y la feminista “Se va la vida” junto a la banda femenina de música regional Mujeres del Viento Florido.

Grabado durante la pandemia junto a su partner Manú Jalil y su guitarrista Sebastián Aracena, la chilena entrega un trabajo que confirma el valor artístico de una de las voces latinas más trascendentes de su generación.