Por Aldo Battisacco – Desde Buenos Aires (Enviado especial)

Carlos Acuña, uno de los integrantes del triunvirato que conduce la CGT, charló en exclusiva con Conclusión en la previa a la marcha convocada por la central obrera en el Palacio Legislativo nacional, donde hizo hincapié en temas como el impuesto a las ganancias y las promesas incumplidas por el gobierno de Mauricio Macri, además del reclamo por la inmediata sanción de la Ley de Emergencia Social.

“No puede ser que la clase media argentina esté hoy pagando los impuestos que está pagando. Eso se traslada en un montón de problemáticas, pérdidas de puestos de trabajo formales, significa terminar con lo que es el consumo; entonces creo que es injusto lo que está sucediendo. Ya la clase media argentina viene sufriendo esto y es hora de que el parlamento trate de solucionarlo”, afirmó el dirigente sindical a Conclusión.

Respecto al impuesto a la ganancia, sostuvo que es un tema que “tienen que tratarlo lo más rápido posible”, y que deben llevarle la tranquilidad a la gente “de que a partir del 1 de enero no van a tener el mismo impuesto que está teniendo hoy”.

A la hora de opinar sobre la Ley de Emergencia Social y las palabras en contra del proyecto que ya tuvo dictamen favorable en el Senado, expresó: “Seguramente que el que dijo la ley es un disparate nunca le faltó el trabajo, habrá tenido una familia bien conformada y no habrá tenido necesidades, pero hoy la gente tiene necesidad de trabajar y el trabajo genuino es lo que dignifica al hombre y a la familia”.

También disparó contra el presidente Mauricio Macri, sobre quien sostuvo que “antes de la campaña política prometió que iba a haber desempleo cero y terminar con la pobreza”, y que se tienen que hacer cargo, ya que por eso los votó la gente.

“Que escuchen esto y de una vez por todas se pongan del lado de los trabajadores haciendo equilibrio, porque hoy el desequilibrio es para los grandes empresarios y grupos económicos, no para la gente que trabaja”, finalizó, dirigiéndose al Gobierno nacional.