Tras multitudinaria asamblea del Sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa, el gremio advirtió que, de no modificarse las pésimas condiciones salariales de parte del sector. Asimismo, remarcaron su rechazo de plano a la Ley Bases y a la posible restitución de la cuarta categría de Ganancias.

«Van a tener que arreglar este quilombo y espero que sea esta semana, porque si no la semana que viene estamos de paro», fue la advertencia de Marcelo Rucci, secretario general del sindicato que amenaza nada menos que a Vaca Muerta.

Rucci apuntó que hay trabajadores de la industria con sueldos por debajo de la canasta básica y es una situación insostenible. «Tenemos compañeros que están por debajo de la línea de la pobreza. No va a existir un petrolero que tenga que pasar por esto. Van a tener que arreglar este quilombo y espero que sea esta semana, porque si no la semana que viene estamos de paro. Vienen momentos difíciles. Hagamos valer este sacrificio, este sueño argentino que fue gracias a los trabajadores petroleros. Las consecuencias de todo esto, que muchos quieren que pase, la van a pagar ellos», advirtió el dirigente gremial.

Enojo de petroleros

«Cualquiera que agarrara un micrófono acá se expresaría con esa vehemencia, ese enojo, esa rabia que tenemos los que laburamos», señaló Rucci al comenzar sus discurso.

«En la Ley Bases no hay un solo artículo que sea beneficioso para los trabajadores. Todos hablan de quitarnos derechos, sumar al Impuesto a las Ganancias, de quitarnos la libertad de expresión, el derecho a la huelga, a manifestarnos, el derecho a decirles que no nos pasan más por encima. Por eso nos paramos, defendemos los derechos de nuestra familia, nuestro pueblo, porque somos patriotas», aseguró.

En relación al Impuesto a las Ganancias, Rucci reconoció que  «es una lucha en la que hemos fallado, no solo con este gobierno, sino también con los anteriores». «Ustedes son de primera, pero les pagan como de cuarta. Acá es más fácil meterle la mano en el bolsillo al laburante que ir a plantarse en el Gobierno y decirle no saque más con impuestos».

«Si hay algo que comparto con el presidente de la Nación (Javier Milei) es que en el Senado, en la Cámara de Diputados, está lleno de ratas inmundas porque nosotros los elegimos para que defiendan los intereses de los argentinos y los trabajadores y fíjense como nos pagan. De los beneficios de la industria viven muchos y del esfuerzo de ustedes», subrayó Marcelo Rucci, al tiempo que enfatizó:  «La ley de Hidrocarburos, a medida de la industria, la Ley Bases a medida de las corporaciones ¿Qué más tenemos que poner nosotros? Hemos sido dialoguistas, hemos ido por el camino que nosotros considerábamos que era el que había que seguir, pero ya no da más esto. La soga la van a cortar ellos. No tenemos tiempo de que nos boludeen». La vuelta del Impuesto a las Ganancias a Diputados «es una pelea que nosotros tenemos que dar». Jamás los voy a llevar a un lugar sin salida. Hoy el Senado de la Nación y la Cámara de Diputados son empleados de las corporaciones. Esto no se trata de partidos políticos, se trata de defender a los trabajadores. La Ley Bases los cagó a todos», disparó.