Trabajadores autoconvocados de Cotar que denuncian pagos diferidos de salario y asignaciones, desde hace, por lo menos dos años, se presentaron este jueves en la sede local del Ministerio de Trabajo provincial.

El grupo está en conflicto de representación con su delegado gremial, ya que aseguran que “arregla por su cuenta y no notifica”. Desde la empresa no acudieron a la audiencia citada para este jueves y enviaron un escrito en el que aseguran que están “en charlas con el gremio” (en referencia a Atilra).

“Hace dos años la empresa comenzó con pago de sueldos semanalmente hasta diciembre de 2017, a partir de 2018 los depósitos de sueldo no llegaban a 50%. Se fue formando una bola de nieve por el tema económico y al día de hoy nos adeudan entre tres a cuatro meses de sueldo, además del S.A.C (Sueldo Anual Complementario) de diciembre de 2017 y junio 2018” explicó a Conclusión uno de los damnificados.

“En el mes de agosto seguimos yendo a trabajar, no llegamos tarde, no faltamos, no damos motivos para que tomen represalias con los compañeros, ponemos el pecho pero hay una casa y la economía empieza a flaquear” agregaron los denunciantes.

Los trabajadores, representados por el abogado laboralista Jorge Elizondo, afirmaron que si bien no se tomaron medidas por el momento, “no quiere decir que no se puedan llegar a tomar”.

Según denunciaron, además, la empresa no efectúa hace meses los aportes por lo cual no cuentan con ART, situación que quedó expuesta días atrás cuando un trabajador cayó de una planchada y se quebró cinco costillas. Hoy está internado y se recupera.

“En todo este año que no se hicieron aportes jubilatorios, necesitamos tener contacto con la empresa y no estamos teniendo. Por eso estamos acá. Si no nos dan una solución en algún momento vamos a tener que tomar medidas porque no da para más”, agregó uno de los autores del reclamo.

“A veces los trabajadores son demasiado pacientes frente a situaciones realmente humillantes, que conspiran contra los principios básicos del derecho laboral, como pretende el gobierno nacional”, amplió por su parte el letrado que los representa.

“La obiligación nuestra es asesorarlos y tratar de mostrarles un camino que no es ilegal ni mucho menos, un camino de resistencia, que esta previsto por nuestra ley legislación”, añadió.

Ante el escrito presentado por la empresa, en el que confirmaron que no asistirían a la audiencia y que se encontraban negociando con el gremio, Elizondo dijo que “es un menosprecio a los trabajadores”.