Trabajadores de la empresa energética SCC Power denunciaron la situación de precariedad en la que llevan adelante su trabajo y el trato discriminatorio que reciben de la empresa, después de haberse afiliado al Sindicato de Luz y Fuerza de Zárate para lograr mejorar y formalizar sus condiciones de trabajo.

A través de una protesta frente a las puertas de la planta que la compañía tiene en la localidad bonaerense de Las Palmas, los empleados llevaron adelante la medida de fuerza, debido a que la compañía impidió el ingreso y despidió a uno de los trabajadores a la misma durante la semana pasada.

Después de haberse manifestado, fueron convocados a una audiencia al Ministerio de Trabajo que finalmente pasó a un cuarto intermedio para el miércoles.

Desde la entidad gremial expusieron que en la reunión realizada en la cartera laboral, los representantes de la empresa mantuvieron su postura sobre el despido del trabajador “que, como los demás, se afilió recientemente a la entidad gremial” y que por ello “quedó claramente demostrado que lo sucedido es una actitud persecutoria, discriminatoria y antisindical”.

“Si no hay respuestas favorables el miércoles, el sindicato profundizará las medidas de denuncia a la patronal y de exigencia a las autoridades para que se garantice el respeto a la libertad sindical”, añadieron desde el gremio.

Finalmente, Luz y Fuerza remarcó: “Los trabajadores de la termoeléctrica se afiliaron en su totalidad al sindicato de Luz y Fuerza de Zárate para dar batalla contra la precarización laboral que sufren. De hecho, la entidad denunció el encuadramiento convencional. La respuesta de la firma fue impedir el ingreso a un trabajador la semana pasada”.