Al menos 13 civiles, diez de ellos niños, murieron en un ataque aéreo de las “fuerzas militares internacionales” en el norte de Afganistán en la madrugada del sábado, anunció el lunes la ONU.

“La misión expresa su gran preocupación respecto al hecho de que, según una investigación inicial, diez de los fallecidos eran niños que pertenecían a una misma familia extendida desplazada por otros combates en el país”, afirmó la Misión de la ONU en Afganistán (Manua) en un comunicado. Además de las fuerzas afganas, solo Estados Unidos lleva a cabo operaciones aéreas en el país.