El Parlamento de Venezuela aprobó este martes declarar a Nicolás Maduro como “usurpador de la presidencia”, después de un debate de dos horas, en el que también declararon “nulos todos los actos emanados del Poder Ejecutivo”, pues no reconocen el segundo mandato de Maduro.

“Se aprueba un Acuerdo histórico en donde este Parlamento asume sus competencias con base en los artículos 233, 333 y 350. Dios bendiga al pueblo de Venezuela”, escribió Juan Guaidó, el presidente del Parlamento, en su cuenta de Twitter.

En el acuerdo final del Parlamento, que domina la oposición, también se declaró que los diputados ahora lucharán por conseguir que se realicen unas elecciones libres.

Además de desconocer el poder de Maduro sobre el país, el Parlamento también pedirá a unos 50 países, así como a varias entidades financieras, que congelen las cuentas del gobierno de Maduro.

Entre los países a los que se le hará la solicitud se encuentran Turquía, Emiratos Árabes, y varias naciones de la Unión Europea y de América.

La oposición planea también una movilización el próximo 23 de enero, para clamar por un gobierno de transición, que llame a nuevas elecciones para presidente.

Guaidó, el detenido

El presidente del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, denunció este domingo que fue liberado tras ser detenido durante casi una hora por el servicio de inteligencia cuando se dirigía a encabezar un cabildo abierto a 40 km de Caracas.

El jefe legislativo, un ingeniero de 35 años, fue presuntamente detenido en la autopista entre Caracas y La Guaira -estado Vargas- cuando, según su esposa Fabiana Rosales, los interceptaron dos camionetas del Servicio de Inteligencia (Sebin) “con armas largas y encapuchados”, y lo obligaron a bajarse del vehículo en que se trasladaba.

>Te puede interesar: El presidente del Parlamento venezolano fue detenido durante una hora

El diputado había convocado a una movilización para el 23 de enero contra Maduro. Tras esa convocatoria, la ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela, había amenazado con encarcelarlo, mientras Maduro atribuyó sus declaraciones a un “juego de muchachitos” que tomaron el control del Congreso para desestabilizarlo.

“Nos interceptaron, nos secuestraron unos minutos; pero aquí estamos. No van a poder frenar el reclamo de cambio”, manifestó el diputado en un discurso en el cabildo.

 

Foto: Stringer- Reuters