El embajador de Reino Unido en Estados Unidos, Kim Darroch, renunció este miércoles tras el escándalo por la filtración de unos correos electrónicos críticos con el gobierno de Donald Trump.

Trump calificó al embajador de “un tipo muy estúpido” después de la aparición el pasado domingo en el diario londinense The Mail on Sunday de comunicaciones confidenciales del embajador en las que describía al gobierno de Trump como”torpe e inepto”.

Darroch dijo en su renuncia que quería poner fin a la especulación y admitió que la filtración había hecho “imposible” su trabajo. “La situación actual me está haciendo imposible desempeñar mi papel como me gustaría”, admitió.

Tras conocerse la noticia, la primera ministra británica Theresa May dijo en el parlamento que “era muy triste” que el embajador sintiera la necesidad de renunciar y aseguró que los funcionarios del gobierno deberían poder hacer recomendaciones “francas y completas”.

En respuesta a la carta, Simon McDonald, subsecretario permanente y jefe del servicio diplomático, aseguró que Darroch había tenido una “larga y distinguida carrera, (que desempeñó) con dignidad, profesionalismo y clase”.

>Te puede interesar: Renunció el embajador británico en EEUU tras sus críticas a Trump

El ex secretario del Exterior, sir Malcolm Rifkind señaló: “El extraño y chiflado es Trump. Yo puedo pensar de algunas personas para quienes esa descripción le ajustaría perfectamente. Uno de ellos vive en la Casa Blanca… Los tuits del señor Trump han estado saliendo ya durante dos años. La mayoría de Estados Unidos ignora la mayor parte de esos. No hay motivo por lo cual no deberíamos hacer lo mismo”.

Lord Heseltine, ex viceprimer ministro conservador: “Esto es característico de lo que hace [Trump]. Es particularmente lamentable cuando se aplica a algo que tenga que ver con este país. Despotrica de una manera que es totalmente por debajo de la dignidad del cargo”, le dijo al diario Daily Mail.

Sir Christopher Meyer, ex embajador del Reino Unido en Washington, le dijo al programa Radio 4 de la BBC, que Trump es “inseguro… de lo cual el mismo sir Kim puede dar testimonio”. Quienquiera que haya filtrado los cables oficiales, fue alguien “que tenía la intención, deliberadamente, de sabotear el trabajo de embajador de sir Kim, para hacer insostenible su posición, y para reemplazarlo por alguien más agradable al responsable de las filtraciones”.

Qué decían los mensajes

En los mensajes, el embajador señalaba: “Realmente no creemos que esta administración vaya a ser sustancialmente más normal, menos disfuncional, menos impredecible, menos dividida en facciones, menos diplomáticamente torpe e inepta”. Y cuestionó si la Casa Blanca “alguna vez se verá competente”.

Las diferencias entre Estados Unidos y Reino Unido sobre el cambio climático, la libertad de prensa y la pena de muerte podrían exacerbarse a medida que los países buscan mejorar las relaciones comerciales después del Brexit, dicen los memorandos. Para entenderse con el presidente, “se debe hacer que los asuntos sean simples, incluso directos”, escribió.

>Te puede interesar: Filtraciones del embajador británico en EEUU revelan injerencia en elecciones

Además, Darroch calificó la política estadounidense sobre Irán como “incoherente y caótica”.

El presidente de Estados Unidos arremetió contra el embajador y también contra la primera ministra, Theresa May. “He sido muy crítico de la manera en que Reino Unido y la primera ministra Theresa May manejaron el Brexit. Qué desastre han creado ella y sus representantes. Le dije cómo debía hacerse pero ella decidió ir por otra vía”, escribió Trump en un tuit.

“No conozco al embajador, pero no es muy querido (…) No vamos a volver a tratar con él”, agregó el mandatario.