El gubernamental Partido Conservador británico y el opositor Partido Laborista perdieron cientos de concejales en las elecciones municipales, según resultados provisionales anunciados el viernes, principalmente debido a la frustración de los votantes ante el bloqueo del Brexit.

Con la mitad de las papeletas escrutadas, los conservadores perdían 450 concejales y el control de una veintena de gobiernos municipales en los comicios celebrados ayer para renovar casi 9.000 puestos en 250 asambleas locales en Inglaterra, principalmente en zonas rurales, e Irlanda del Norte.

Por su parte, los laboristas, que deberían haberse beneficiado de la fragilidad del partido de la primera ministra Theresa May, incapaz de sacar al país de la Unión Europea casi tres años después del referéndum sobre el Brexit, también tuvieron un mal resultado, perdiendo de momento 80 concejales.

“El mensaje clave de los votantes a los conservadores y a los laboristas ha sido: que una plaga arrase sus dos casas”, dijo el experto en encuestas John Curtice a la BBC.

Estos dos partidos, que hicieron campaña a desgano, “perdieron más votos en las zonas donde tenían más fuerza”, señaló, es decir el sur para los conservadores y el norte para los laboristas.

El Brexit “se introduce y toma el control” de la política local, lamentó en declaraciones a la BBC la laborista Graeme Miller.

Los principales beneficiados en estas elecciones fueron los candidatos independientes y las pequeñas formaciones, como el Partido Liberaldemócrata que el viernes por la mañana ganaba ya 300 concejales y el control de ocho gobiernos municipales.

Esta fuerza centrista y antibrexit vuelva así a registrar resultados positivos después de que los votantes la hubiesen castigado en las urnas en los últimos años por su participación, como socio minoritario, en el gobierno del conservador David Cameron de 2010 a 2015.

“El ascenso hoy del Partido Liberaldemócrata es un trampolín para las elecciones europeas” del 23 de mayo, se congratuló su líder, Vince Cable.

Reino Unido debía inicialmente abandonar la UE el 29 de marzo.

Pero el firme rechazo del Parlamento británico al acuerdo de divorcio firmado por May con sus 27 socios europeos en noviembre obligó a la primera ministra a pedir dos prórrogas a la UE, la segunda hasta el 31 de octubre.

Todos los resultados en: http://britainelects.com/results/le2019/