Foto Gentileza Ángel Hernández/AFP

Trece personas -cinco mujeres, un niño y siete hombres- murieron este viernes en un ataque que un grupo armado perpetró en una fiesta privada en el estado mexicano de Veracruz, informaron autoridades locales.

Según la policía, los hechos ocurrieron anoche en el municipio de Minatitlán, una región petrolera duramente golpeada por la delincuencia organizada.

Los testigos y sobrevivientes señalaron que hombres armados ingresaron en una fiesta privada que se llevaba a cabo en la palapa (restaurante) La Potra, situada en la colonia Obrera de la cabecera municipal.

Los agresores buscaban llevarse a un hombre conocido como “El Beky”, pero los asistentes intentaron impedirlo, por lo que fueron atacados a tiros y murieron 13 personas, reseñó la agencia EFE.

Según fuentes policiales citada por la agencia ANSA, “El Beky” es señalado propietario de un bar situado en el municipio de Minatitlán, y uno de los hombres fuertes de una de las bandas que se disputan la hegemonía sobre el tráfico de drogas y otros delitos en la zona.

Al lugar llegaron dotaciones del Ejército mexicano, Secretaría de Marina y Policía Estatal, quienes montaron un operativo de resguardo para los testigos e iniciaron la búsqueda de los autores del ataque, mediante puestos de revisión y filtros de seguridad en puntos cercanos a la escena del crimen.

La ciudad de Minatitlán, donde se asienta una refinería, ha sido golpeada por la violencia en la última década y el principal delito que se comete es el de secuestro en contra de petroleros, doctores, maestros y ganaderos.

En Veracruz, según áreas de inteligencia de la Secretaría de Marina y del Ejército Mexicano, se disputan la plaza los carteles de la droga Los Zetas, Cartel Jalisco Nueva Generación y El Golfo.

El crimen organizado se disputa el control territorial para el tráfico de drogas y las rutas de migrantes, el cobro ilegal a comerciantes y el secuestro en un territorio de alta producción agropecuaria, petrolera (cuenta con cuatro Petroquimicas y una refinería) y con uno de los puertos de carga más importantes del país.

En diciembre de 2018 llegó al poder el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, del partido Morena, que llevó al poder al presidente Andrés Manuel López Obrador, con la promesa de disminuir en un periodo de dos años los altos niveles de violencia.

Una de las primeras acciones para pacificar el estado de Veracruz fue el reconocimiento de miles de desaparecidos, se calcula unos 5.000, y la búsqueda e identificación de desaparecidos en fosas clandestinas.

En los últimos ocho años se contabilizan de manera oficial al menos 601 fosas clandestinas en territorio veracruzano, con 518 cuerpos, 560 cráneos y 53.606 fragmentos de cuerpos de personas, tanto hombres, mujeres y niños.

Entre esas fosas se encuentra la conocida como Colinas de Santa Fe del puerto de Veracruz, donde fueron localizados 298 cuerpos de personas sepultadas de manera ilegal por delincuentes.

El presidente López Obrador llegará domingo para conmemorar la invasión estadounidense al puerto de Veracruz el 21 de abril de 1914 y el lunes llevará a cabo una reunión nacional de seguridad y una conferencia de prensa.

Amenazas al presidente

El Cártel Santa Rosa de Lima amenazó con atentar contra el domicilio del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a través de una pancarta expuesta en la ciudad de Celaya, estado de Guanajuato, debido a las acciones del gobierno contra la delincuencia organizada en ese estado del centro del país.

Las amenazas están vinculadas con los operativos que inició el gobierno de México en contra de las organizaciones de robo de combustibles (huachicol) en el país.

“Sigues sentenciando a más policías inocentes, la próxima vez el regalo que te mandé a la refinería va a llegar hasta Cuitláhuac #90 en la Colonia Toriello Guerra en Tlalpan”, decía la pancarta firmada por “el señor Marro” y difundida por los medios diarios Reforma y El Universal. La dirección coincide con la del mandatario, su esposa Beatriz Gutiérrez y su hijo menor.

“Ya viste que me metí con la Delegación Norte, me metí con tus pinches policías y que si me tumbaste a X de mi gente, yo te voy a reventar el doble y por cada gente que me chingues, dos tuyas la van a pagar”, en referencia a la irrupción, el jueves, en la Comandancia Norte de la Policía Municipal de Celaya para intentar rescatar a un detenido identificado como Armando Soto “El Triste”.