Autoridades sanitarias informaron este martes que se detectaron casos autóctonos de dengue en la ciudad. En total son siete personas sin antecedentes de viaje residentes de la zona sur. Por ese motivo, los equipos municipales y provinciales, pusieron en marcha el bloqueo sanitario que consta de búsqueda de personas con síntomas febriles, descacharrado y fumigación intradomiciliaria.

Los casos se comenzaron a develar hacia fines de la semana pasada cuando estas personas mostraron síntomas compatibles con la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes Aegypti, que corresponden –entre otros- con alta fiebre y fuerte dolor muscular y en los ojos.

Tras realizarse los análisis de sangre en el Cemar, se constató que se trataba de dengue. Como los pacientes no tenían antecedentes de viaje, se catalogó los casos como autóctonos, más allá que estas personas pudieron haber estado en contacto con otras que sí viajaron.

“Las altas temperaturas y las reiteradas lluvias, sumado a la situación epidemiológica nacional e internacional donde se detectó la enfermedad, aumentó el riesgo en la ciudad confirmándose de esta manera la circulación viral autóctona en Rosario”, señaló el secretario de Salud Pública, Leonardo Caruana, quien agregó: “En este marco queremos destacar el trabajo de los equipos que cuidan y acompañan permanentemente a los vecinos y vecinas en cada una de las intervenciones barriales”.

En función de esto, durante el fin de semana se definió el aislamiento de los involucrados y se bloquearon nueve manzanas en los alrededores de su casa para buscar cuatros febriles, aislarlos, jerarquizar el descacharrado y hacer análisis de sangre de personas sospechadas de tener la enfermedad.

Desde la Secretaría de Salud Municipal compartieron un video con las medidas de prevensión a tener en cuenta: