Un incendio durante la madrugada del martes destruyó la vivienda de una familia en zona sudoeste, en Avellaneda al 4800, donde Mayra Pucheta contó su situación al diario Conclusión: “Tengo un nene de un año que se quedó sin nada, con lo puesto, como mi marido y yo”. El pequeño padece hicrocefalia.

“Se nos prendió fuego la casa por la vecina de al lado, que como ella no está nunca, deja la tele y el ventilador prendido para hacer de cuenta que hay alguien. Por culpa del cortocircuito perdí todo, no tengo nada”, explicó antes de romper en llanto.

“Necesitamos chapa, material, ropa para mi marido, el nene y yo. El que quiera acercarse a colaborar será bienvenido, estamos en Avellaneda al 4800 y mi celular es 152638614”

Mayra siguió diciendo que “esto pasó a las 3 de la mañana, yo justo me levanto al baño y siento el olor a quemado. Ahí despierto a mi marido y cuando él intenta apagarlo, era tarde, porque mi casa es de chapa y plástico y agarra rápido”.

“Los bomberos no tardaron en llegar, pero era un camión grande y la calle chica para que ellos pudieran entrar. Hicieron lo que pudieron, estiraron la manguera y trataron de ayudar. Los vecinos también ayudaron a tirar agua y sacar las cosas, pero no había nada rescatable”, dijo.

Por último, Mayra reveló que “sólo pude sacar a mi hijo, con la desesperación no pude sacar papeles del médico ni nada. Mi hijo tiene hidrocefalia externa, gracias a Dios por ahora va evolucionando bien. Pero su ropa y sus cositas no pudimos sacar nada”.