lunes, 26 de agosto de 2019
lo más importante

Un símbolo de la salud rosarina en pleno crecimiento

El Hospital Italiano, un nuevo servicio de salud de excelencia al servicio de todos, sumó tecnología de última generación, recuperó actividad, empleos, pacientes, contratos con obras sociales y reabrió áreas que habían sido cerradas.

Los cambios en el sistema político-institucional tras la crisis de 2001 provocaron que amplios sectores de la sociedad hayan vuelto a considerar la política como herramienta idónea para modificar las condiciones materiales de existencia de la población.

Sin embargo, la magnitud de la crisis social requirió medidas urgentes que garanticen el pleno ejercicio de los derechos económicos, sociales y culturales de todos los argentinos. Esto implicó lograr un crecimiento sostenido de la economía, un cambio de lógica en el diseño e implementación de las políticas económicas y sociales y en la relación del gobierno con los organismos multilaterales de crédito.

En ese sentido, algunos sectores como el de la salud, no escaparon a esos altibajos hasta llegar a casos extremos sin poder afrontar sus compromisos contractuales a futuro, ni hacer frente a los sueldos de sus empleados y profesionales como ocurrió con el emblemático Hospital Italiano Garibaldi de Rosario.

En 2009, luego de una profunda crisis producida por desmanejos económicos, se declara la intervención. En 2016, tras la actuación de la comisión interventora y ante el riesgo de cierre, la Justicia resuelve adjudicar la explotación por el término de 20 años al nuevo grupo de salud liderado por Carlos Tita.

Pero las cosas cambiaron por suerte a partir del 1 de junio de 2016, cuando el nuevo grupo de salud se hizo cargo de la nueva administración general en el marco del concurso preventivo de acreedores en mayo del año pasado, a través de una resolución del juez en lo civil y comercial de la 7- Nominación, Marcelo Quiroga.

La actual administración, puso en valor el reacondicionamiento de todo el mobiliario antiguo Hospital Italiano Rosario. Por su parte, el contador, Hugo Ojeda, uno de los gerentes administrativos del grupo que lidera Carlos Tita, en diálogo con Conclusión, dio detalles generales sobre el presente y el futuro del histórico efector de salud.

«Todas las salas de internación general de los cinco pisos con que cuenta hoy el hospital, se pensaron con el objetivo de que los pacientes puedan ser acompañados por otra persona de su entorno familiar», destacó Ojeda. «Las nuevas salas de Hemodinamia y Cardiología Intervencionista con tecnologías de punta de última generación, marcan un antes y un después en la historia del Nuevo Hospital Italiano administrada por el actual grupo de salud», continuó.

El reequipamiento es total, cuentan: «Los muebles, las camas son de las mejores que se utilizan en todas partes del mundo, en las paredes de las habitaciones se encuentran los tres gases de acuerdo a las necesidades del paciente y aire acondicionado, frío-calor en cada sala», resaltó Hugo Ojeda.

Tareas de infraestructura

En la primera etapa, se efectuaron acciones correctivas para el funcionamiento adecuado que implica desde los desagües cloacales (desobstrucción total de los colectores principales y secundarios a cambio de varios tramos), desagües pluviales (limpieza de cañerías, recambio de tramos de cañerías, impermeabilización de terrazas, apuntalamientos de gran magnitud en algunos sectores), instalaciones de gas natural.

Las tareas de mantenimiento en todas las calderas, se colocaron nuevas cocinas reemplazando antiguas que carecían de válvulas de seguridad, en la instalación eléctrica se equilibraron cargas por fase, refuerzo en las seguridades de los tableros, reparación en forma íntegra el generador.

La red de agua potable (limpieza y reparación completa de los tanques de almacenamientos, cambio y reparación de las bombas de elevación y circulación), red de agua caliente y calefacción (ejecución de nueva instalación de cañerías en policlínico y en los pisos de internación del hospital, reemplazo de la totalidad de instalación de agua caliente en los pisos de internación, entre otras), ascensores (cambio de máquina del ascensor parado, colocando un equipo nuevo con su correspondiente controlador, reemplazo de controlador en un segundo ascensor, cambio de cerraduras en todas puertas externas e internas, mantenimiento exigido por normas), acondicionamiento de aire (reparación de equipos de aire centrales cambiando compresores y protecciones, reemplazo de equipos por nuevos, colocación de nuevos equipos de aire individuales en varios sectores y en todas las habitaciones de internación), gases medicinales (reparación de la totalidad de los equipos de aire comprimido y aspiración que presentaban desgastes avanzados), telefonía y datos (acondicionamiento de la central obsoleta e instalación de una nueva central de última generación), parte edilicia (ajustes de aberturas, recambio de herrajes, reparaciones de albañilería, pulido de pisos existentes, reparaciones en instalaciones, aplicación del plan de mantenimiento preventivo máquinas.

También se restauró la fachada del Policlínico, se remodelaron las habitaciones, se construyeron habitaciones nuevas y se crearon salas de médicos en todos los pisos.

Los proyectos a futuro del Hospital son: nuevos consultorios ambulatorios, un contact center, cocina en el subsuelo, sector gerencial y grupo quirúrgico más una unidad de terapia intensiva, unidad coronaria, sala de diálisis, sala de quimioterapia y guardia de emergencias más servicio de imágenes y nuevos accesos, entre otros.