Este miércoles, con una recorrida encabezada por el ministro Ricardo Silbersten, se inauguró el nuevo Centro de Monitoreo de los Tribunales Provinciales de Rosario.

“Esto es un nuevo paso que se da, fundamentalmente, gracias a la decisión del gobernador Miguel Lifschitz de trabajar conjuntamente con la Corte Suprema de la provincia de Santa Fe en obras, reforma de códigos y en muchísimos temas”, expresó el ministro de Justicia y Derechos Humanos. Y enfatizó: “Este Centro de Monitoreo tiene una particular relevancia porque tiene que ver con la seguridad del sistema judicial. En este edificio entran más de 5000 personas por día y se resuelven los conflictos de gran parte de la ciudad de Rosario y sus alrededores, civiles, laborales, administrativos e incluso de las Cámaras Penales”.

El Centro de Monitoreo está equipado con 126 cámaras diseminados en todo el edificio, 26 de ellas ubicadas en los alrededores del edificio y con un alcance de 150 metros, por lo cual permite el control de todo lo que acontece fuera y dentro del edificio.

“Este es un paso más dentro de todo un proceso de cambio orientado a la persecución de las organizaciones criminales” , aseguró Silberstein. “La complejidad del crimen organizado en la época actual demanda estructuras mucho más eficaces en la persecución criminal y garantizar, además, la seguridad a los fiscales y a los jueces para que puedan investigar y condenar con total tranquilidad”

El titular del ministerio de Justicia se refirió también a las derivaciones de la causa Alvarado y el grupo de policías imputados. El funcionario señaló que, si bien no puede hablar de una causa en proceso, “el sistema funciona”. “Porque no es solamente un tema de policías porque la investigación vas mucho más allá de eso”.

“El eslabón de los sectores más humildes es solamente el primer eslabón de la cadena y no podemos quedarnos allí. apuntó Silberstein. “Después está el segundo eslabón que son los policías que le han dado cobertura para que puedan delinquir, el tercero, que son las personas que reciben esas inversiones o dinero y eventualmente la política o algunas estructuras que dan cobertura para que ese dinero circule”, detalló el ministro y enfatizó: “Lo importante es agarrar a los que están arriba y no solamente a los que están abajo”.