La justicia porteña avaló la decisión de la Dirección General de Defensa y Protección del Consumidor del gobierno local de multar a la cadena Carrefour por no tener los precios exhibidos en las góndolas en un local del barrio de Palermo.

La Sala I de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario rechazó un recurso directo presentado por la firma INC S.A. -Carrefour– en un fallo conocido hoy a través del sitio de difusión del Poder Judicial de la Ciudad ijudicil.gob.ar.

El fallo confirmó la resolución de la Dirección General de Defensa y Protección del Consumidor que le impuso una multa de $70.000 por infringir el artículo 9 de la ley 4827, de exhibición y publicidad de precios en la Ciudad.

La sanción se aprobó tras corroborar la “falta de exhibición del precio del producto expuesto en góndola en la sucursal ubicada en Av. Santa Fe 5234”.

Se trata de la causa “INC S.A. contra Dirección General de Defensa y Protección del Consumidor sobre Recurso Directo sobre Resoluciones de Defensa al Consumidor” (Exp. 54909/2017-0).

Inspectores de la Dirección constataron el 30 de junio de 2016, que en este supermercado había góndolas con productos a la venta “sin exhibir sus precios”.

La empresa adujo que la ausencia de los precios se debió a un “error humano” “producido por la cantidad de clientes que transitan la tienda”:

Para la camarista Fabiana Schafrik la propia justificación de la omisión “acarrea consigo la porsibilidad de que un consumidor sea inducido a error, engaño o confusión”.

La norma vigente (artículo 9 inc. a) de la ley 4827) establece que los Supermercados, Supermercados Totales o Hipermercados, y Autoservicios deben “exhibir precios de manera clara, visible y legible sobre cada artículo, producto o grupo de una misma mercadería que se encuentre expuesto a la vista del público”.

Respecto al monto de la multa, la camarista sostuvo que “no resulta elevado si se tienen en cuenta los límites mínimos y máximos que contempla la norma citada (de $500 a $5.000.000)”.

Los otros dos camaristas que adhirieron al voto de Schafrik, fueron Mariana Diaz y Carlos Balbín.