Desde la Unión de Comunicadores Audiovisuales y Afines de La Matanza repudiaron el decomiso realizado este martes a radios comunitarias del Oeste del conurbano bonaerense por el ministerio de Comunicaciones a cargo de Oscar Aguad.

A través de un comunicado de prensa desde Ucaya denunciaron y rechazaron “la inusitada violencia y arbitrariedad con que fueron realizadas las acciones a cargo de funcionarios del mencionado organismo contra las emisoras : Radio M, 104.1 de Virrey del Pino; y 87.7 FM Fórmula de Merlo”.

En otro párrafo del documento, desde la unión de Comunicadores señalaron que la forma fue “valiéndose de una órden judicial amparada en la nueva normativa dispuesta por el Gobierno de Cambiemos que busca cercenar, silenciar y desaparecer a los medios de comunicación comunitarios y populares” y agregaron que “el responsable de Radio M fue llevado detenido por fuerzas policiales”.

En el mismo sentido, en el escrito abundaron diciendo que el titular de la radio “fue tratado como un delincuente en una clara demostración del Estado policíaco que, según creemos, está construyendo el Gobierno Nacional”.

Según los Comunicadores la unión que los nuclea anunciaron que esa entidad “se encuentra en estado de alerta permanente. A la vez que apoya y adhiere al protocolo elaborado en la Coalición por una Comunicación Democrática a fin de resguardar a personas y bienes alcanzadas por acciones como las que ocurrieron en la mañana de este martes”.

Y reclamaron al Gobierno nacional “cesar de inmediato con estas prácticas violentas y arbitrarias que buscan acallar las voces de la diversidad”.

Por último, desde Ucaya señalaron que “el Estado debe velar por el derecho a la comunicación y no violentar las puertas de los medios populares y comunitarios para decomisarlos y cerrarlos tal y como dice la orden judicial nacida de las políticas que está impulsando desde el Gobierno Nacional”, concluyeron.