El Gobierno brasileño decidió este miércoles cerrar completamente y por tiempo indeterminado las puertas a las peras y manzanas que se producen en el Alto Valle de Río Negro debido a la presencia de la plaga Carpocapsa.

La lamentable noticia fue confirmada por funcionarios del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) a los productores de Río Negro y Neuquén, principales productoras de peras y manzanas.

Se trata de una grave noticia para el economía de Río Negro y Neuquén ya que las ventas al Brasil representan el ingreso de divisas por 150 millones de dólares.

La resolución fue publicada por autoridades del ministerio brasileño de Agricultura (Mapa por sus siglas en portugués) y remitida al Senasa.

La Asociación Brasileña de Productores de Manzana (ABPM) había presionado para que el gobierno de su país cerrará las fronteras a las importaciones de peras y manzanas proveniente de la Argentina.

La carpocapsa o polilla del manzano (Cydia pomonella) es una especie de lepidóptero ditrisio de la familia Tortricidae: son muy conocidos en agricultura ya que sus larvas son gusanos comunes de la manzana y la pera.

“Hace tiempo que venimos advirtiendo que muchos productores de peras y manzanas están abandonando sus fincas por falta de rentabilidad”, explicó Eduardo Rodríguez, presidente del área de Economías Regionales de la Came.

En declaraciones al portal La Política Online, añadió: “El hecho de que los productores trabajen a pérdida imposibilita que se cumplan con los tratamientos fitosanitarios que se requieren”, alertó Rodríguez. “Todos estos temas responden a problemas tranqueras adentro que requieren una solución inmediata”.

Actualmente el costo de producción de ambas frutas se ubica en torno a los $ 12. No obstante, los productores perciben sólo $ 4,20 por kilo, a la vez que los de peras cobran nada más que $6 por kilo (los consumidores están pagando $ 66,60 y $ 46,90 respectivamente).

En enero se exportaron peras por 8.514 toneladas, de las cuales el 65% fue a Brasil, según datos del Indec. Asimismo, el mes anterior, de las 1.872 toneladas de manzanas que salieron del país (un 44%) fueron a parar al mismo destino.

En tanto, desde el Senasa, afirmaron que esto es “una luz de alerta” que pone Brasil y que se dispuso “una investigación documental y técnica para encontrar las razones de la presencia de Carpocapsa”.