El Ente Regulador de los Servicios Sanitarios (Enress) emitió un dictamen contrario al último pedido de aumento tarifario que realizó la  Aguas Santafesinas para el 2019. La empresa había solicitado un incremento del 60% en dos tramos para el próximo año. Pero desde el Enress manifestaron que “no debe superar el 25%.

Oscar Urruty, titular del organismo señaló que se realizaron análisis técnicos desde el punto de vista de lo económico y de la infraestructura, además de tener en cuenta las opiniones expuestas en las audiencias públicas.

Con esos considerandos, Urruty manifestó que se analizaron dos elementos medulares. Por un lado “se tomó un criterio de vincular la razonabilidad y proporcionalidad que tienen que tener los incrementos tarifarios con las pautas inflacionarias y las paritarias de los trabajadores que son, en definitiva, los usuarios del sistema”. “Tienen que guardar intima relación con esas dos variables de la economía cotidiana”, afirmó.
El otro punto analizada es que, en base a planteos técnicos “no debe considerarse dentro de la estructura de costos el mantenimiento y sostenimiento de los acueductos, una política agresiva que ha hecho la provincia de Santa Fe para dotar de agua a diferentes regiones pero que, en realidad, no están dentro del contrato que tiene la provincia con la empresa”. “Por lo tanto no puede adjudicarse ese costo operativo a la tarifa que pagan los usuarios”.

Además, Urruty se refirió al aporte  que hace el gobierno provincial a la empresa. “Se le hace el pedido al gobierno santafesino de que, en virtud de la fuerte devaluación que hubo este año y que afecta estructuralmente los costos, es que siga haciendo en el año 2019 el mismo aporte del Tesoro del 17% que se hizo durante el 2018”.

En ese sentido, Urruty señaló que, con estos considerandos, pueden plantearse dos escenarios. “Si los aportes del gobierno de Santa Fe se sostienen, con un 22% de aumento la empresa estaría en condiciones de seguir prestando los servicios como lo hace actualmente. Y si no se siguen haciendo esos aportes, el aumento debería ser del 25%”, remarcó.

Si bien el dictamen emitido por el Enress no es vinculante, la voz del organismo suele ser tomada en cuenta para moderar los pedidos de aumento que ha hecho la empresa en otras ocasiones.