La empresa Cablevisión anticipó que esta tarde no concurrirá a la reunión convocada por la Comisión Bicameral que investiga supuestas maniobras de evasión fiscal y lavado de dinero a través del banco HSBC, y en cambio envió una nota a ese cuerpo, para asegurar que “jamás ha tenido cuentas no declaradas en el exterior”.

La compañía del Grupo Clarín publicó este martes una solicitada en la cual advirtió que “desde hace meses, el oficialismo y su red de propaganda vienen acusando a Cablevisión y sus directivos de tener cuentas en negro en el Banco HSBC de Suiza”.

Además, aclaró que las cuentas en cuestión “fueron debidamente declaradas desde su apertura hasta su cierre, y se usaron para el pago de obligaciones con acreedores del exterior, derivadas de la reestructuración financiera que debió encarar la compañía tras la crisis de 2001”.

El encuentro de este martes está previsto para las 18:00 en la sala 9 del Anexo de la Cámara de Diputados, se informó oficialmente.

Hasta el momento, concurrirían directicvos de Telecom y Central Térmica Guemes.

En las reuniones anteriores estuvieron presentes el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray; el presidente y CEO de HSBC, Gabriel Martino, y su vice, Miguel Ángel Estévez.

También participó el presidente del Banco Central de la República Argentina, Alejandro Vanoli.

El propósito de esta convocatoria es evaluar si la entidad bancaria formó parte de una maniobra destinada a la salida ilegal de capitales.

La Bicameral está integrada por los diputados nacionales del FpV Roberto Feletti y Luis Cigognam; de la UCR, Ricardo Buryaile; del FR, Marcelo D Alessandro y los senadores nacionales por el FpV, Rodolfo Urtubey, Graciela de la Rosa y Pablo Gonzalez.

En las reuniones anteriores, estuvieron presentes el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray; el presidente y CEO de HSBC, Gabriel Martino, y su vice Miguel Ángel Estévez; y el presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Alejandro Vanoli.

El objetivo primordial de las citaciones es el de evaluar si hubo un modus operandi extendido a la banca extranjera, para producir salida de capitales indebidos.