El senador nacional Juan Carlos Marino, del interbloque Cambiemos al ingresar a la reunión de la Comisión Bilateral de Control y Seguimiento de los Organismos del Inteligencia, que se está llevando a cabo en el Anexo del Senado en calle Hipólito Irigoyen , dijo que no quiso abrir la caja con pruebas que envió el Juez Federal de Dolores Alejo Ramos Padilla, para evitar filtraciones.

Ademas, anticipó que va proponer “armar una subcomisión con miembros de todos los partidos para analizar esas pruebas”, remitidas por el magistrado a la Bicameral que preside.

El pampeano, también refirió que no conoce a D Alessio, y que no sabe “quien es”.

Al ser preguntado si escuchó o vio a Ramos Padilla, dijo que no, porque llegó “muy tarde”, y señaló que “lo importante es que lo que envió el juez esta en una caja de seguridad lacrada y super custodiada”.

“Se me dijo que abriera la caja con la documentación, como presidente de la Comisión, pero entendí que no era aconsejable o que tengamos quorum, porque no quiero ser responsable que mañana esa información de vueltas, y que crea que uno la filtra”, amplió  Marino.

Para luego manifestar que propondrá “que se constituya una subcomisión con legisladores del Frente para la Victoria, el Peronismo Federal y Cambiemos, para que estudien el tema y le daré tratamiento rápido, es la primera vez que un juez federal pide concurrir a la Comisión Bicameral de Seguimiento de los Organismos de Inteligencia”, y apuntó que lo importante es “dejar actuar a la Justicia”, dijo Marino.

Respecto de la imposibilidad que manifestó el Servicio Penitenciario de que no había plata para la nafta, para trasladar a D’Alesio al juzgado de Ramos Padilla, Marino estimó que se debía a una cuestión “presupuestaria”.