A un día de la elección a rector de la Universidad Nacional de Rosario, una noticia sacudió el panorama electoral. El actual rector, Héctor Floriani, decidió bajarse de la candidatura por la reelección y apoyar al otro candidato radical, el ex decano de Ciencias Políticas Franco Bartolacci, en los comicios que ahora lo enfrentarán únicamente a la ministra de Educación provincial, Claudia Balagué. Quien acompañará en la fórmula a Bartolacci será Héctor Darío Masía, decano de la facultad de Odontología.

De esta manera Franco Bartolacci se perfila como nuevo rector de la UNR, ya que según estimaciones, posee dos tercios de los votos para la asamblea que se realizará mañana y que confirmará al nuevo número uno de la casa de estudio. Mientras que la actual funcionaria de la cartera de Educación asoma con escasas chances en la votación de este miércoles.

“Hay novedades importantes a mi juicio que consisten simplemente en actuar de acuerdo a la palabra empeñada por la mayoría de gobierno que tiene estas responsabilidades desde hace dos años en la UNR. En una época de crédito devaluado para la palabra, estamos orgullosos de hacer público que hemos sostenido el compromiso en esta alianza de gobierno de dirimir internamente la cuestión”, comenzó en su declaración ante los medios -entre ellos Conclusión– Floriani, para luego asegurar: “Hemos no solo discutido sino también tomado algunos recaudos operativos para llegar a una definición, que es que quien les habla no es candidato y por ende vamos juntos mañana a la elección con el decano de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales”.

Sin dar motivos de su decisión, aunque asegurando que tiene “un sabor amargo”, el rector aseguró que la determinación de anunciar la medida un día antes de las elecciones se debe a que “fue el tiempo posible” y que sin embargo están “contentos de llegar a una definición de este tipo”.

>Te puede interesar: “Ñoquiadas” en la UNR para pedir más presupuesto

“Para mí es inútil llorar sobre el pasado, si es que hay algún motivo para llorar. Evidentemente fue una disputa compleja, de no fácil resolución, con un sabor amargo en lo que a mí atañe, pero hay un sentido de responsabilidad en una paridad prácticamente de consensos que me ha impulsado, con el acompañamiento de todo mi equipo, a tomar esta decisión y enfrentar una nueva etapa siempre apostando a generar certidumbre institucional y tranquilidad, por lo cual estamos orgullosos de ofrecer una solución para este dilema que sino nos ponía en un punto más complicado aún”, aseguró.

 

Finalmente, Héctor Floriani aseguró que la ñoquiada realizada este mediodía en reclamo de un mejor uso del presupuesto de la UNR por parte del Rectorado y contra los “cargos ñoquis”, no “influyó en nada” y que “honestamente” no se enteró.

“La ñoquiada no influyó en nada, honestamente no me enteré, con todo el respeto que merece. Acá hay un debate serio que no se resuelve con actos de ese tipo. Es una construcción compleja de un entramado político plural, donde político quiere decir trabajar en la polis, trabajar en al toma de decisiones en la colectividad, no de política de camiseta, si bien hay preferencias partidarias”, respondió.

Estudiantes de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) realizaron en el mediodía de este martes tres “ñoquiadas” en diferentes facultades, denunciando que el Rectorado destina más de 84 millones de pesos del presupuesto en la manutención de 235 “cargos ñoquis”