El ministro de Justicia, Germán Garavano, sostuvo hoy que si bien “no está suspendido” el juicio para determinar la responsabilidad de la ex presidenta Cristina Kirchner en el supuesto desvío de fondos de la obra pública durante su gobierno, “es la propia Corte (Suprema) la que va a tener que resolver de acá al martes si se realiza o no”.

Garavano dijo poco antes de participar de la reunión del Consejo Federal para la lucha contra la Trata, que se celebra en la Legislatura porteña,  que la decisión de la Corte Suprema al pedir el expediente al tribunal que investiga el supuesto desvío de fondos es “inusual a tan pocos días de un juicio oral”, y que esa medida “generó mucha sensación de impunidad” en “la gente”.

“El presidente del Tribunal dijo que (el juicio) no está suspendido, que es lo que técnicamente corresponde hasta que la Corte no abra la queja; está firme la decisión de Casación. La Corte tendrá que comunicarle al juez si su análisis le va a llevar más tiempo y si le pide que suspenda el juicio, o si abren el recurso de queja y resuelven antes del martes”, explicó.