El presidente de Ecuador, Rafael Correa, denunció hoy que la oposición quiere utilizar el caso de corrupción de la constructura Odebrecht para empañar la campaña electoral de cara al balotaje del 2 de abril.

Correa reveló que la oposición presentará la próxima semana una lista “filtrada” con los nombres de los funcionarios que supuestamente recibieron sobornos.

El presidente, quien tras la segunda vuelta electoral dejará el poder luego de 10 años al frente del país, apuntó contra el candidato presidencial conservador Guillermo Lasso, quien competirá con el oficialista Lenin Moreno en el balotaje.

“La bomba la próxima semana es que obtuvieron la lista Odebrecht y la van a filtrar desde Miami (…). Están desesperados por la derrota que les espera el 2 de abril”, manifestó el gobernante. En esa revelación “participan centrales de inteligencia que no nos quieren mucho”, añadió.

El mandatario indicó que la próxima semana el fiscal y el procurador ecuatorianos se contactarán en Estados Unidos con Odebrecht para volver a pedirle a la empresa que entregue la lista de funcionarios que recibieron sobornos a cambios de contratos de obras públicas.

Correa reveló que para dar a conocer los nombres de los implicados, Odebrecht puso condiciones “realmente imposibles en el marco constitucional y legal”.

“Lo que pide Odebrecht es garantía de que no tendrá ningún juicio civil, ningún juicio penal, que no se va a revisar ningún contrato anterior, que pueda seguir contratando en el país, cosas realmente inadmisibles”, explicó, según consignó la agencia de noticias DPA.

“Mientras yo sea presidente, esta empresa no vuelve a pisar el país compañeros, ni un centavo para esta empresa”, aseguró Correa.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló en diciembre de 2016 que Odebrecht sobornó a funcionarios de varios países de África y América Latina, en los que se iniciaron investigaciones para clarificar los alcances de estos sobornos.

En Ecuador se entregaron fondos por 33,5 millones de dólares a cambio de favorecerse en contratos de obras públicas por un monto de 116 millones de dólares.

Entretanto, un último sondeo de la firma Cedatos dado a conocer hoy le otorga una leve ventaja en la intención de voto al candidato opositor a la Presidencia de Ecuador, Guillermo Lasso, frente al oficialista Lenín Moreno.

La encuesta, publicada en el portal web de Cedatos, otorga a Lasso un 50,8% en la intención de votos válidos, frente al 49,2% de Moreno, lo que supone una diferencia de apenas 1,6 puntos porcentuales y un empate técnico, si se considera que el sondeo tiene un margen de error del 3,2%.

Este estudio difiere de otro anunciado esta misma semana por Perfiles de Opinión, que otorgó una ventaja superior de 15 puntos porcentuales al oficialista Moreno, lo que supone unos dos millones de votos sobre Lasso.

Perfiles de Opinión informó el pasado miércoles de que una última medición hecha por su empresa, con un margen de error del 1,3%, el candidato oficialista obtuvo un 51% de intención de voto, frente al 36% de Lasso.

El sondeo de Cedatos, realizado con papeletas de votación simuladas, en términos de votos totales otorga un 44,2% a Lasso, 42,8% a Moreno y un 13% entre votos nulos y blancos.

Además, Cedatos sostiene que el índice de indecisión es del 18,2%, consignó la agencia de noticias EFE..

Moreno y Lasso, en ese orden obtuvieron el primero y segundo lugar de la primera ronda de comicios presidenciales del pasado 19 de febrero, cuando se presentaron ocho postulantes.