Este jueves, el ministro de Seguridad de la provincia de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, informó oficialmente la llegada de las prometidas y demoradas fuerzas federales. En un desayuno con la prensa, el funcionario confirmó que a partir de esta tarde estarán arribando 200 efectivos pertenecientes a la Gendarmería Nacional y el próximo 1º de junio se sumarán 100 gendarmes, que serán destinados, según explicó el ministro “a las zonas violentas de la ciudad, zona sur y zona sudoeste”. El ministro de Seguridad afirmó además que “en los últimos 20 días se logró detener la violencia en la ciudad”.

“Van a llegar los Gendarmes nuevamente a la ciudad de Rosario. El mes pasado llegaron a la ciudad de Santa Fe, y ahora vienen a reforzar el operativo conjunto que llevamos adelante con el Gobierno Nacional “, señaló el ministro Pullaro. “Esta tarde estarán arribando 200 gendarmes y el 1º de junio llegarán 100 gendarmes más, y van a trabajar en zonas violentas, zona sur y zona sudoeste”.

En su diálogo con la prensa, el  titular de la cartera de Seguridad señaló: “Tuvimos un pico de violencia muy importante en la ciudad los primeros meses de este año y el último mes del año pasado. Pero en los últimos 20 días logramos detener la violencia en la ciudad, con lo cual este refuerzo de fuerzas federales nos permite planificar y ordenar el refuerzo y los lugares donde van a trabajar operativamente de manera estratégica y conjunta mirando lo que es el mapa de calor, mirando lo que es el mapa del delito y tratando de proyectar un trabajo a mediano y largo plazo que es el que hacemos permanentemente en el comando unificado estratégico que tenemos con la Nación en el que participan funcionarios del gobierno nacional y funcionarios del gobierno provincial”.

Te puede interesar: Unos 200 gendarmes llegarán a Rosario este jueves

En relación a por qué se demoró tanto la llegada del refuerzo, que fue anunciado hace varios meses atrás, el ministro explicó que se debió a “distintas cuestiones con las que se estaba trabajando”. “También en función de las características del tipo de delito que habíamos tenido y de los puntos de violencia que habíamos tenido, necesitábamos un tipo de fuerza para abordar ese tipo de delito. Entendimos que lo óptimo es la Gendarmería Nacional y en ese sentido charlamos con el Gobierno Nacional y nos pusimos de acuerdo en los parámetros que queríamos abordar”, detalló Pullaro y enfatizó: “Lo que es claro es que el Gobierno Nacional siempre estuvo trabajando a la par de la provincia de Santa Fe en materia de seguridad, más allá del refuerzo que está llegando hoy,  nunca el gobierno federal y el provincial  dejaron de trabajar en forma conjunta y mancomunada. Este refuerzo llega en el momento óptimo, cuando las partes que participan del comando estratégico lo decidieron y entendieron que era oportuno”.

Consultado por el tiempo que permanecerán los Gendarmes en la ciudad, el ministro Pullaro señaló que, por el momento, se ha estipulado una permanencia de tres meses. “Luego evaluaremos si se quedan un tiempo más o si eso no es necesario. Tenemos alrededor de 2000 hombres de fuerzas federales desde septiembre de 2016 en la provincia de Santa Fe, cumpliendo diferentes tareas. Este refuerzo viene a cumplir tareas en zonas conflictivas. Queremos que quede claro que siempre se sostuvo la cantidad de gendarmes que había en la provincia, nunca decayó el número estipulado en el convenio firmado por el gobernador Miguel Lifschitz con la ministra de Seguridad Patricia Bullrich. Ahora este refuerzo viene puntualmente para hacer tareas de saturación e ir a dos zonas de la ciudad de Rosario, zonas calientes que son los puntos en los que mayor foco de violencia tenemos, que serían la zona sur y la zona sudoeste”. 

En ese sentido, el funcionario explicó que “la presencia de los gendarmes también nos permite redireccionar y redesplegar recursos de la provincia de Santa Fe en otras zonas”. “Van a trabajar con recursos que van a venir de los datos de análisis criminal que produce El Ojo en horarios determinados, en días determinados y en puntos de la ciudad determinados. Van a ser cubiertos por estos efectivos federales de Gendarrmería y los recursos de la provincia de Santa Fe se van a poder redireccionar en el resto del territorio”.

Te puede interesar: Llegan 200 agentes de Gendarmería para reforzar la seguridad en la ciudad

El jefe de la Seguridad de la provincia de Santa Fe también se refirió al tema del momento, que es el proyecto presentado por el gobernador Miguel Lifschitz para desfederalizar el narcomenudeo y a las muchas voces que se alzaron para oponerse al mismo. “Cuando fui legislador de la provincia de Santa Fe también me oponía al tema, el gobernador Lifschitz cuando fue legislador también se oponía y la ministra Bullrich cuando era legisladores de la Nación también se oponía. Pero los tiempos en la provincia de Santa Fe y en la Argentina cambiaron. Hoy no tenemos organizaciones criminales que no hayamos podido desmantelar en la provincia de Santa Fe, pero lamentablemente terceras o cuartas líneas pretenden seguir comercializando estupefacientes desde lo que es la visión del microtráfico. Los vecinos de diferentes barrios tampoco entienden la dificultad del Estado para ir al punto de venta. Los vecinos vienen y nos plantean: en la esquina de mi casa venden drogas y nadie hace nada. Es probable que ese punto de venta esté judicializado desde hace tiempo o esté investigado en una causa federal mucho más importante y que los tiempos que tiene la justicia federal tiene, en función de las investigaciones que llevan adelante, que son mucho más complejas porque apuntan a desbaratar redes ,nunca le de respuesta a ese vecino”.