¿Qué hay detrás de las Lebacs?

Por Facundo Díaz D’Alessandro En medio de un escenario de alta volatilidad cambiaria, el Banco Central afronta este martes una megalicitación de Lebacs, en la que vencen 617 mil millones de pesos. “Supermartes”, “prueba de fuego”, “test de confianza”, son algunos de los términos que se multiplican para referirse al escenario planteado, con un dólar […]
Por Facundo Díaz D’Alessandro

En medio de un escenario de alta volatilidad cambiaria, el Banco Central afronta este martes una megalicitación de Lebacs, en la que vencen 617 mil millones de pesos.

“Supermartes”, “prueba de fuego”, “test de confianza”, son algunos de los términos que se multiplican para referirse al escenario planteado, con un dólar que cerró este lunes alrededor de los $25,50, y que dan cuenta de la expectativa (más en hombres de negocios que otra cosa) que genera este 15 de mayo.

Te puede interesar: El dólar cerró a $25.51 y los rosarinos hicieron largas colas en las casas de cambio

Es que hace semanas el Banco Central intenta, con distintas medidas (como clavar la tasa de referencia al 40% o vender reservas por varios miles de millones de dólares) contener una demanda de divisas que parece no calmar su voracidad y haber entrado en una espiral de desconfianza y pánico que alcanzó incluso a pequeños ahorristas.

¿Qué son las Lebacs?

Para los desprevenidos, las Lebacs son Letras del Banco Central (BCRA), o bonos en pesos que utiliza la máxima autoridad monetaria para financiarse en el corto plazo, y que quienes adquieren pueden negociar en el mercado secundario (parte del mercado financiero de capitales dedicado a la compra-venta de valores ya emitidos en una oferta pública o privada, en el “mercado primario”).

Estas letras se colocan por licitación y el número de oferentes determina el nivel de tasas. Son un instrumento de política monetaria para absorber pesos del mercado e intentar así controlar la inflación, a la vez que pueden influir sobre el mercado de cambiario.

El uso de esta herramienta, sobre todo a volúmenes tan altos como los que maneja hoy el mercado local, tiene sus riesgos.

Te puede interesar: El impacto de la corrida cambiaria y el futuro de la economía

Al asumir el presidente Mauricio Macri, se eliminaron las restricciones al ingreso y salida de capitales, lo que era una exigencia urgente de inversores pero habilitó la operatoria especulativa llamada “carry trade” en el mercado internacional y “bicicleta financiera” en Argentina.

Con tasas en general altas, el stock de Lebacs fue en general voluminoso en estos dos años, pero desde diciembre e incluso un poco antes, en la previa de las elecciones legislativas, muchos inversores empezaron a pensar que era hora de “actualizar” sus carteras y analizar otras opciones, por caso el dólar.

¿Qué puede pasar este martes?

Con la corrida cambiaria como hecho de la realidad y en medio de un escenario de marcada volatilidad e incertidumbre, el Banco Central buscó ante el megavencimiento de este martes reducir todo lo que pudo la cifra de letras licitadas.

Para establecer parámetros sobre lo que puede acontecer en el “súpermartes”, Conclusión dialogó con el economista Esteban Guida, quien si bien considera que “lo mejor es esperar a ver como resulta la jornada” afirmó que “el contexto sigue siendo altamente volátil”.

Respecto a la iniciativa del BCRA de salir a vender este lunes, en la previa del megavencimiento, alrededor de $5000 millones de dólares a $25 para descomprimir algo la licitación, Guida aseguró que “por mas que se quiera poner el techo al dolar en $25, eso va a depender de la voluntad de quienes tienen posiciones en pesos, no solamente este vencimiento sino también en la próxima rueda que va a incluir tasa de interés en torno al 40″.

También te puede interesar: El Banco Central salió a vender 5.000 millones de dólares a $25 para frenar la corrida

“Estan las cuestiones inmediatas, y las mediatas que tienen que ver con los pocos recursos que tenga el BCRA para desactivar esta bomba”, agregó.

El presidente de la Fundación Pueblos del Sur explicó a Conclusión que “la tenencia de Lebacs esta diversificada, el Gobierno ha estado negociando con los bancos, e incluso recomprando letras a tasas altísimas, todo un combo cuyo resultado veremos recién a partir del miércoles”.

“El marco desregulatorio y la libertad total al movimiento de capitales que impuso esta administración, permitieron un ingreso masivo en primera instancia pero la ausencia normativa también genera estas situaciones“, puntualizó el analista.

“Todos esperamos que los mercados se tranquilicen pero las cuestiones de fondo no cambian. ¿Por qué un inversor que dejó de confiar en el peso debería volver a hacerlo? No se han anunciado cambios ni normativos ni económicos, ni siquiera que tengan que ver con el acuerdo con el FMI, ya que fue sólo el anuncio y ahora están a la expectativa de la negociación”, añadió Guida.

Y, pensando a futuro, concluyó: “Lo que suceda de aquí en mas tiene que ver con los acuerdos que haga el gobierno con los sectores que ha favorecido desde que asumió: el sistema financiero internacional, al que le dio todo para que haga su negocio y retirarse cuando quiera”.

Por su parte, un operador financiero de la ciudad con hondos conocimientos de la macroeconomía, y que pidió resguardar su identidad, pronosticó que se vería un escenario de “tensa calma”.

“Tendríamos que estar en el tramo final de la corrida, pero con el BCRA ofreciendo dólar a $25, con volatilidad por vencimiento de Lebacs cerca de resolverse, la batalla (a menos que se retiren) se va a dar ahí”, agregó.

Sobre lo que viene,  alertó: “el tema es que cuando pare la corrida todavía queda el tramo de normalización, hay que bajar la tasa 20 puntos (hoy está en 40%)”.

En tanto, algunos analistas financieros de la city porteña, como Claudio Zuchovicki manifestaron su visión. El economistas pidió “desdramatizar el vencimiento de Lebac de hoy”, ya que consideró que el que inversor que se quiso ir, “ya se fue”.

“Una Lebac no actúa como un plazo fijo, no es que vence el martes, y ese mismo día tomo la decisión de que voy a hacer”, sintetizó.

Recién este miércoles habrá algunas certezas, al menos en torno al vencimiento de Lebacs. El futuro inmediato de la corrida, y ni hablar de la actividad económica del país para este 2018, es una gran incógnita, con más temores que esperanzas.