El ataque de tiburones ocurrió cuando las playas estaban repletas en South Padre, destino vacacional muy popular en el sur de Texas. Un video aterrador mostró a personas gritando y llorando mientras una mujer es sacada del océano con un gran corte en la pierna y aparentemente en estado de shock, y con sangre llenando el agua.

El departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas expresó un comunicado que «los detalles hasta el momento indican que dos personas fueron mordidas y otras dos se encontraron con el tiburón, pero no resultaron gravemente heridas». Agregó, dos víctimas fueron trasladadas al Centro Médico Regional Valley en Brownsville, y una de ellas se encuentra en estado más grave.

Mientras que una tercera víctima resultó herida, aunque no de gravedad, mientras intentaba salvar a una bañista y la cuarta persona habría luchado contra un posible ataque dándole patadas y puñetazos al tiburón, sufrió «un rasguño y otra resultó herida mientras intentaba defenderse del tiburón», según la estación de noticias local KRGV.

Un testigo dijo: «No vimos al tiburón hasta que estuvo allí con ellos» y describió que «no había aguas agitadas y el mar estaba en calma. Apareció de la nada «.

La mordedura en la pierna del hombre fue descrita como «severa». El capitán Chris Dowdy, guardabosques de Texas, dijo que las autoridades en este momento creen que todos los ataques fueron el resultado del mismo tiburón , que permaneció en el área del último ataque durante unos 20 a 30 minutos y fue captado en video. La mujer que aparece en las imágenes de arriba también parece haber sufrido heridas extensas en la pierna.

Nereyda Bazaldua dijo a CNN que su hija fue una de las personas mordidas el jueves. Bazaldua dijo que sus dos hijas adolescentes estaban en aguas poco profundas, hasta las rodillas, cerca de la orilla, jugando con tablas de surf cuando comenzaron a gritar: «¡Tiburón!».

Cuando su hija Victoria, de 18 años, salió del agua, Bazaldua dijo que “pudo ver un poco de sangre corriendo por su pierna” . Afortunadamente, dijo, las heridas de Victoria fueron menores.

“El tiburón la atacó y le arañó la pierna con cinco o seis dientes”, dijo Bazaldua. “Las heridas no son profundas”. Dijo que el tiburón permaneció en el agua entre 20 y 30 minutos antes de seguir su camino.

Los bañistas fueron evacuados del océano y el DPS sobrevoló las aguas con helicópteros y brindó vigilancia, hasta que, según informes, se observó al tiburón nadando hacia aguas más profundas.

«Los guardabosques locales y los miembros del Grupo de Operaciones Tácticas Marinas de Guardabosques de Texas ayudaron a patrullar la playa en barco y en tierra, mientras que el DPS patrullaba el área en helicóptero y los guardabosques del SPI PD y del condado de Cameron ayudaron con el control de multitudes en la playa», se lee en un comunicado.

«Los encuentros con tiburones de esta naturaleza no son algo habitual en Texas «, dijeron las autoridades del gran estado del sur de Estados Unidos en un comunicado. «Cuando se producen mordeduras de tiburones, suelen deberse a un error de identificación por parte de tiburones que buscan comida».

Este incidente no tiene precedentes y es extremadamente raro, dado que en toda la historia registrada se han producido menos de 50 ataques de tiburones documentados en Texas desde 1911.