Habitantes de las Islas del Paraná combatieron en la noche de este sábado un foco de incendio que se desplaza de norte a sur y amenaza sus viviendas, mediante el desmalezamiento y mojando la zona con bombas de agua y mangueras, mientras ven como avanzan las llamas que ya se ubican a metros de sus casas, informó la Multisectorial por los Humedales.

El fuego comenzó durante el mediodía del sábado en la zona de islas conocida como “Boca de la milonga”, frente de las ciudades de Capitán Bermúdez y Granadero Baigorria y ahora «está a menos de 700 metros de nuestra casa y avanza viento a favor”, dijo Viviana Botargues.

“Podemos ver el resplandor, escuchar el ruido del fuego”, describió la mujer y añadió: «Se pronostica aumento de la velocidad del viento en las próximas horas, cambiando a noroeste y complicando la situación”.

Comunicado general y de urgencia acerca del incendio en la zona de la Boca de la Milonga del día de hoy!! Por favor…

Posted by multisectorialhumedales on Saturday, August 22, 2020

“Hay alrededor de 20 vecinos que en estos momentos están desmalezando, mojando con bombas de agua y mangueras mientras en mi casa estamos mojando todo alrededor porque sabemos que el fuego va a llegar”, sostuvo.

Botarques precisó que “hay casas que están aún más cerca del fuego, en las que viven 6 familias más. Estamos preocupados por ellos también”.

En esa línea, remarcó que “tanto bomberos, Defensa civil como Prefectura, están avisados de la situación pero todavía nadie llegó para dar ayuda en esta emergencia”.

“A su vez, los bomberos de Granadero Baigorria están trabajando en otro foco, alejado de esta zona”, detalló.

Viviana y su marido abrieron las puertas de su casa para refugiar a unos 20 vecinos que intentan detener el fuego en la zona.

“La sequía elimina las barreras biológicas del humedal y hace de los camalotes secos un importante factor para el avance del fuego”, cuentan los isleños.

Una vecina remarcó que “la situación es desesperante y es inevitable la llegada del fuego a las casas”.

Por su parte, el responsable de la ONG ambientalista Mundo Aparte, Ivo Perrugino, dijo que “aún no hay heridos, el fuego está cerca de las viviendas pero por suerte no alcanzó a ninguna”.

“Los vecinos están humedeciendo la zona alrededor de sus casas para ver si pueden frenar el fuego”, aseguró Peruggino y destacó que «están así desde el mediodía, las autoridades no se acercaron, contestan que no tienen competencia en la zona o que no tienen recursos, es desesperante».