David Otlica Avilés, alcalde del municipio indígena purépecha de Nahuatzen, en el estado mexicano de Michoacán, fue asesinado hoy tras ser secuestrado por un grupo armado, informaron fuentes oficiales.
La Fiscalía General del Estado confirmó el asesinato de Otlica Avilés, quien en septiembre de 2018 asumió el cargo tras ganar las elecciones abanderado por los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y Verde Ecologista de México (PVEM).
De acuerdo con la información preliminar que obra en la carpeta de investigación, Otlica Avilés fue secuestrado por varios hombres armados que irrumpieron al promediar la madrugada local en su vivienda, en el poblado de San Isidro.
El Área de Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado precisó que el cuerpo de la víctima presenta severas huellas de tortura y estaba atado de pies y manos.
El cadáver de Otlica Avilés fue encontrado a primera hora de la mañana local en una zona rural del poblado llamado El Cortijo Viejo, en el municipio de Coeneo y a 110 kilómetros de Nahuatzen, informó la agencia de noticias EFE.
La Fiscalía del Estado mantiene como principal línea de investigación el conflicto que Otlica Avilés mantenía con indígenas de la comunidad de Sevina, quienes exigen la entrega de presupuesto municipal para ejercerlo de forma directa bajo su ley de “usos y costumbres”.
El Gobierno de Michoacán informó que, horas antes de haber sido secuestrado, Otlica Avilés sostuvo una reunión con indígenas de Sevina, aunque no se revelaron los resultados del encuentro.