La Policía salvadoreña detuvo a siete veteranos de guerra a los que acusa de planificar la ejecución de varios atentados con explosivos en el país centroamericano el sábado, cuando asuma Nayib Bukele por segundo mandato consecutivo, que arrasó en las elecciones de febrero con el 84.65% de los votos, pese a los reclamos de sus opositores que denunciaron que la Constitución prohíbe la reelección inmediata y de organismos de Derechos Humanos por su manejo de la seguridad interna.

En varios mensajes en la red social X publicados la noche del jueves y durante las primeras horas del viernes, la policía nacional mostró imágenes de explosivos decomisados que supuestamente iban a ser empleados para realizar los atentados, que calificó de «ataques terroristas».

Además, publicaron un audio de uno de los presuntos implicados, así como una lista con sus nombres. Entre ellos está José Melara, exdiputado del partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que fue una guerrilla en el pasado. La policía lo identifica como «el financista de estos planes».

A la ceremonia del sábado, que se realizará en la principal plaza de la capital, San Salvador, asistirán los presidentes de Argentina, Javier Milei, de Ecuador, Daniel Noboa, y de Honduras, Xiomara Castro, así como representantes del gobierno estadounidense y el rey de España, Felipe VI.