El presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un, visitó Rusia el pasado miércoles para reunirse con su par ruso Vladimir Putin y su paso por el país fue inusual, ya que concedió su primera entrevista a un periodista extranjero.

La cumbre que se realizó ayer entre ambos mandatarios fue el primer encuentro entre los líderes y representó la primera visita al extranjero de Kim Jong-un desde su reelección el pasado 11 de abril como presidente del Consejo de Estado norcoreano.

El tema principal de la reunión fue buscar una solución pacífica al problema nuclear de la península coreana, según declaró el asistente del presidente ruso, Yuri Ushakov.

La llegada del presidente de Corea del Norte a Rusia fue poco convencional, ya que concedió una entrevista a la prensa local, acción poco usual en el mandatario.

Quien tuvo la extraña posibilidad de hablar con el líder norcoreano -quien nunca antes había dado una entrevista a un medio que no fuera de su país- fue el periodista ruso Pável Zarubin, quien conversó con Kim Jong-un en la ciudad rusa de Jasán, donde el tren del mandatario hizo una parada.

“Espero que esta visita sea exitosa y útil y que en el marco de las negociaciones con el distinguido presidente Putin yo pueda debatir concretas cuestiones sobre la solución de la situación en la península de Corea y el desarrollo de nuestras relaciones bilaterales”, explicó Kim Jong-un.

Esta se convirtió en la primera entrevista del líder de Corea del Norte a un medio de comunicación extranjero, aunque en febrero, Kim había protagonizado un momento histórico al responder por primera vez a las preguntas de periodistas de otros países en el marco de su cumbre con el presidente de EE.UU., Donald Trump, en Vietnam.

Al final de una ronda de prensa previa a su segundo día de conversaciones, Kim contestó a un reportero estadounidense del Washington Post, que le preguntó si creía que iba llegar a un acuerdo con el mandatario norteamericano. “Es demasiado pronto para decirlo. Pero no podría decir que soy pesimista. Tengo la sensación ahora de que saldrá un buen resultado”, afirmó Kim en su primera respuesta ante un medio extranjero desde que accedió a su cargo.