Por Aldo Battisacco Enviado Especial a Buenos Aires- El bloque de senadores del PJ eligió esta tarde al cordobés Carlos Caserio como nuevo presidente de la bancada en reemplazo de Miguel Ángel Pichetto, a quien además le reclamarán todos los cargos que ostenta en distintas comisiones del Senado.

“Vamos a seguir siendo bloque PJ, porque todos somos peronistas, pero vamos a apoyar la diversidad”, afirmó Caserio, tras señalar que la mayoría de la bancada respalda la “fórmula oficial” del partido que integran Alberto Fernández y Cristina Kirchner, pero otros apoyarán a Roberto Lavagna.

Además, el cordobés confirmó que van a reclamarle a Pichetto los lugares que todavía ocupa en las comisiones y señaló: “Si se fue al oficialismo sin comunicar nada, nos enteramos por los medios, no corresponde que lo retenga”.

El esquema de autoridades del bloque se completa con la entrerriana Sigrid Kunath, el formoseño José Mayans y el entrerriano Pedro Guastavino, como vicepresidentes.

“Garrochazo” inédito y reclamos

Otro de los que habló tras la confirmación de Caserio como nuevo jefe de bloque fue Mayans, quien en el mismo sentido que el ahora titular de la bancada justicialista dijo a Conclusión que Pichetto “tiene que tener la misma actitud que con el Consejo de la Magistratura, porque queda un desequilibrio en las decisiones de comisiones.”

“La distrubución de las comisiones, según el reglamento, habla de la proporcionalidad en bloque. Lo que hizo Pichetto es inédito en el mundo, ser jefe de la oposición y pasarse al oficialismo, no ocurrió nunca”, fustigó el legislador oriundo de Formosa.

Respecto al desbalance que se originaría a partir de esta situación, detalló: “En lugares como la comisión de Inteligencia o de Acuerdos o la mixta Revisora de Cuentas, hay temas que son sensibles, y donde se fijaban posturas que corresponden a los bloques. No puede decir que representa al bloque del que se fue (PJ) y, en consecuencia, no puede firmar despachos en ese sentido.”

“Está muy equilibrado el tema de comisiones, se generaría un desequilibrio, no habiendo tenido respaldo del bloque al que pertenece. Se va crear una dificultad para el funcionamiento del Senado en estas condiciones. Va a haber que llegar a un acuerdo para que el Congreso pueda sesionar en este momento tan especial”, agregó.

En ese sentido, y haciendo énfasis en el escenario pre electoral, Mayans concluyó: “Vienen las Paso y el gobierno ve mal el tema, está queriendo cambiar las condiciones, les va muy mal en la consideración de la gente, no es que presenta esto el gobierno de Córdoba, lo hace el gobierno nacional, ha solicitado el Jefe de Gabinete (Marcos Peña) que se saquen las Paso. Si se produce el resultado que hoy vemos, el Gobierno va a tener serias dificultades para mantener el sistema de gobierno, fueron a Nueva York a pedir que no vendan las acciones argentinas. Si en agosto les va mal, ¿qué hacen?”.