Por Aldo Battisacco – Enviado especial a Bueno Aires – Desde hace bastante tiempo el Congreso Nacional, ámbito donde se elaboran las leyes que regulan la vida de los argentinos, se ha convertido en el centro de la críticas, como sucede con otras instituciones de la república. Como toda institución que cuenta con un reglamento de funcionamiento que debe cumplir, deviene notorio que la dinámica que desarrolla no siempre acompaña los reclamos de la agenda social que demanda el pueblo.

El diputado nacional y ex titular del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, dialogó con Conclusión y advirtió que la mecánica del parlamento, en determinadas oportunidades hace que el “Congreso no de respuestas necesarias”.

“Nosotros hemos presentado varios proyectos y nunca se tratan porque el Gobierno tiene cerradas las comisiones”, señaló el legislador.

En el marco de esta explicación Arroyo dijo que “la gente tiene razón, es complicado, y es claro que esta enojada con la política”. “Las comisiones donde se presentan los proyectos para que lleguen al recinto son las mas importantes, Cambiemos tiene mayoría, entonces un proyecto se traba y no llega al recinto para que se trate”.

Respecto de la sesión especial en la que se intentó debatir cerca de 80 leyes, el ex funcionario expresó que fue imposible que se “aprueben, porque cuando se logró el quorun, al bajar al recinto los diputados del oficialismo, genero que deban ser aprobados con los dos tercios”, según el reglamento. “Y esto traba la posibilidad de que se apoyen la leyes”.

En otro tramo de la charla, el miembro del bloque Red por la Argentina,que comparte junto a Victoria Donda y Felipe Solá, dijo que será necesario trabajar de cara al futuro en la idea “que se debe construir una nueva mayoría” con una gran unidad opositora.