Enviado especial a Buenos Aires – El diputado nacional y presidente de la Comisión de Legislación General de la Cámara baja, Daniel Lipovetzky, analizó en diálogo con Conclusion que “haber rechazado el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo significará sostener el status quo actual, el senado pudo haber cambiado el texto, no hubo consenso pero se debe entender que hay una problemática para resolver”, y agregó que “Hay que analizar llamar a una consulta popular vinculante por el aborto”

“Hay cientos de miles de abortos por año, mujeres que mueren, sufren daños en su salud y que pueden ir presas por un aborto y eso debe tener una respuesta cuanto antes”, dijo el legislador.

Respecto del tratamiento de la ley, señaló que existen “diferentes visiones, que son válidas porque este es un sistema bicameral, aunque se dio un gran paso adelante, porque el tema se posicionó en la agenda de la opinión pública y se pudo ar un debate en forma tolerante y respetuosa”.

Lipovetzky, evaluó que “no es momento de detenerse y hay que seguir adelante trabajando los derechos de las mujeres. Porque hay legislación desactualizada, como la del aborto. Fueron leyes que se elaboraron con un parlamento muy distinto al que existe en la actualidad, integrado por hombre y con una visión muy masculina”.

Ante lo que aconteció en el Senado, el parlamentario del Interbloque Cambiemos adelantó que “la posibilidad de una consulta popular es la alternativa, y que está consagrada en el artículo 40, que no se aplicó. Esta es una buena oportunidad porque esto demostró que los representantes del pueblo están divididos y en este caso es oportuno recurrir a mecanismo de participación directa, como la consulta popular vinculante”.

Consultado acerca de cuándo puede realizarse, el diputado porteño dijo que “se podría hacer este año. Pero primero tenemos que presentar el proyecto y aprobarlo. El momento impone analizar la posibilidad de avanzar con un proyecto de estas características”.

Preguntado sobre que le faltó al proyecto para que avance en la Cámara alta, el parlamentario respondió “los senadores tienen que hacerse cargo de la decisión que tomaron. En diputados tuvimos una experiencia de trabajo con un grupo transversal, y transpartidario que pudo de lograr el objetivo de aprobar la ley”.

Finalmente, Daniel Lipovetzky, indicó que en el senado “se percibieron si, algunos impulsos individuales válidos y reconocible como Pichetto , Naidenoff, Berasay y legisladores del Frente para la Victoria. Pero creo que no hubo un trabajo en equipo y eso pudo haber sido determinante para que no se consigan los voto”, concluyó el parlamentario