El Fondo Monetario Internacional le exigió al gobierno de Javier Milei que establezca un marco regulatorio para que las fintech como Mercado Pago de Marcos Galperin compitan en igualdad de condiciones contra los bancos.

En su último staff report, el organismo asegura que el Gobierno planea modificar los marcos reglamentarios «para garantizar un campo de juego nivelado entre las empresas Fintech y las instituciones bancarias tradicionales».

Se trata de un largo reclamo de los bancos argentinos, que vienen advirtiendo sobre las ventajas regulatorias que tiene la empresa de Galperin y que en parte explican su sostenido crecimiento.

El último ejemplo de esto fue la reciente decisión del Banco Central de habilitar a Mercado Pago a captar los depósitos del público, volcarlos en la entidad financiera que mejor pague y quedarse con ese rendimiento. Todo sin cumplir las mismas normas que sí deben cumplir los bancos.

La advertencia del Fondo sobre la necesidad de regulación fue tomada por los bancos como un reconocimiento a su reclamo por las asimetrías regulatorias e impositivas con las fintech, en especial con la empresa de Galperin, que además goza de los beneficios de la Ley del Conocimiento.

>>Te puede interesar: Galperín y las pensiones: el lado B de administrar las asignaciones familiares

La única forma genuina de nivelar la cancha es que Mercado Pago adquiera una licencia bancaria, como en México.

De todos modos, en los bancos sospechan que el compromiso del Gobierno con el FMI termine en una regulación «a la medida de Galperin». Esto sería algunas exigencias «cosméticas» que le permitan a Mercado Pago seguir captando fondos del público y ofrecer servicios bancarios sin tener que contar con una licencia bancaria.