Por Facundo Díaz D’Alessandro

El desmoronamiento del Grupo Indalo, holding de empresas que perteneciera a Cristóbal López, afecta a un gran número de trabajadores de prensa y medios de comunicación. Incluso roza al zar televisivo Marcelo Tinelli.

Con menos centralidad mediática, 400 empleos (200 directos y 200 indirectos) están en riesgo por la incertidumbre sobre el futuro de Oil Combustibles, compañía que controla la Refinería San Lorenzo y nave insignia de Indalo.

O. P. Investment, firma del empresario Ignacio Rosner, ya adquirió el 100% de las acciones de Indalo y controla al holding no sólo virtualmente sino ya con desembarco de ejecutivos.

Desde esa compañía, respaldada financieramente por una de las principales petroleras rusas, Lukoil, presentaron este miércoles ante el juez del concurso y la comisión de control del mismo (integrada por representantes de los trabajadores, la empresa y la Afip) un plan de pagos para sanear las cuentas de la empresa y avanzar con la capitalización.

El mismo miércoles, la Corte Suprema de Justicia de la Nación anuló el concurso de acreedores de Oil, vigente hasta entonces, por considerarlo “fraudulento” al crear un «domicilio ficticio en Chubut» para «eludir la competencia del juez natural».

Los abogados de O. P. Investment preparan un nuevo concurso de acreedores que empezará de cero en la justicia porteña. Incluso, como gesto, desde la firma mudaron el domicilio fiscal a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Y señalan que la compra de Indalo es “irrevocable”.

En diálogo con Conclusión, Héctor Brizuela, secretario de Asuntos Legales de Supeh (Sindicato Unido de Petroleros e Hidrocarburíferos) y representante de los trabajadores en el comité de control del concurso, expresó que “la empresa se comprometió a invertir inicialmente 300 millones de dólares para capitalizar las empresas del grupo”.

Además, según detalló a Conclusión, la propuesta realizada desde la firma compradora para saldar la deuda con la Afip incluiría una suma fija de 951 millones de pesos ahora, y 90 cuotas de 112 millones de pesos hasta completar los 10.000 que reclama el ente recaudador.

Y lo más importante para los trabajadores de Oil: los compradores aseguraron la conservación de los empleos, ya que continuarán los trabajos en la refinería, así como en el puerto (despacho) y el transporte (camiones), manteniendo los empleos directos e indirectos.

El representante del gremio aseguró a Conclusión que O.P busca potenciar ademas el negocio del asfalto. “Es un proyecto que parece ser ambicioso y viable”, esbozó. En cinco días deben expedirse sobre el plan presentado.

ESCENARIO COMPLICADO

Alberto Abad, titular de la Afip.

Este escenario podría desmoronarse por la negativa de Afip a aceptar cualquier «nuevo concurso de acreedores». Desde el organismo argumentan que «no hay nuevos dueños. El titular sigue siendo López».

“No entendemos esa decisión. Si no se acepta el nuevo concurso y el plan de inversión, lo que queda es la quiebra”, dijo Brizuela sobre la postura del organismo que dirige Alberto Abad.

“Un tecnócrata fija aspectos técnicos sin mirar el impacto social, económico e incluso político. Se está perjudicando al fisco, ya que la deuda en su monto actual es incobrable en efectivo. Quizás se trata de una venganza personal”, agregó.

Brizuela deslizó que “la postura de la Afip es contradictoria con lo que expresan desde el propio ejecutivo nacional, acá hay una petrolera rusa que quiere invertir en el país y se lo están impidiendo”.

El representante de los trabajadores alertó que con esta tesitura están “atando la suerte y el destino de muchísimas familias a la conducta de López. Que se arreglen con él, que separen las cosas”, cerró.

Se espera para los próximos días el fallo de la Cámara de Casación (integrada por los jueces Eduardo Riggi y Liliana Catucci y Ana María Figueroa) sobre la deuda que López mantiene con el fisco.

En la Afip confían que se declare la defraudación y por ende que se caiga la moratoria tributaria así como la venta de Indalo al fondo que lidera Ignacio Rosner.

Ese fallo, que deben definir los jueces ajustándose a derecho, podrá servir para un nuevo escarnio mediático, lo que no logrará calmar la desazón de las familias que podrían quedar sin sustento.

Los trabajadores de la refinería se encuentran en estado de alerta desde hace más de 3 semanas, a lo que ahora suman probables movilizaciones en días venideros para visibilizar su situación.

Notas Relacionadas:

 

Trabajadores de Oil combustibles respondieron duramente al titular del Afip

Trabajadores de Refinería San Lorenzo están en “estado de alerta” por 400 empleos