Por Aldo Battisacco desde Buenos Aires

En un plenario de comisiones, el grupo de diputados que respalda el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo logró este martes la firma del dictamen de mayoría que mañana será abordado en el recinto de la Cámara baja.

Con 64 firmas, el grupo de legisladores que impulsó el proyecto en favor de la legalización del aborto se impuso sobre el sector contrario a esta iniciativa (que obtuvo 57 firmas), así, la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito se tratará en primer lugar en el temario de la sesión de este miércoles en el recinto.

“Hemos tenido un debate respetuoso, tolerante, en paz. Le pedimos a todos los que se manifiesten mañana que sigan el ejemplo de los que hicimos este debate. Esperemos que mañana tengamos una sesión en paz. El espacio público es de todos”, afirmó el presidente de la comisión de Legislación Penal, Daniel Lipovetsky.

En diálogo con Conclusión, el diputado Horacio Pietragalla, del Frente para la Victoria comentó: “Creo que se dio un debate positivo durante más de dos horas. En 2011 eramos solamente 40 los diputados firmantes y estabamos muy lejos de que salga esta ley”.

Más allá de la aprobación del dictamen, el legislador no considera que esto sea sinónimo de aprobación de la ley en el recinto. “Mañana veremos, está ajustado el número, pero creo que podemos tener la posibilidad de aprobar esta ley que creo que era una deuda de la democracia”, aseguró.

 

“Mientras seguimos discutiendo y debatiendo hay mujeres que tienen que acudir a la clandestinidad para la interrupción voluntaria del embarazo”, expresó Pietragallo.

“Estamos hablando de igualdad de derechos, justicia social, igualdad social, respetar la decisión de la mujer sobre su cuerpo. Al margen de las creencias y argumentos de las personas que están en contra, a ellos les decimos que no aborten pero que no interfieran en quienes si quieren abortar. Es un derecho, una decisión, estamos abordando una problemática en la que sufren más lo que menos recursos tienen”, manifestó el diputado.

Por su parte, la legisladora del Frente de Izquierda, Romina del Plá se mostró conforme con el resultado de la votación y afirmó que “la movilización popular va a ser clave para instalar que lo que acá estamos discutiendo es una cuestión de salud publica y si la alternativa es el aborto legal o clandestino”.

Por otro lado, quien dijo sentirse “feliz”, de “ser legislador en este momento de la historia”, fue el misionero, Daniel Di Stefano, quien además declaró la responsabilidad que representa “poder tener el debate en sus manos”. 

“El debate fue muy intenso, fue muy interesante, aunque por momentos la pasión dejaba de lado algunas cuestiones que resultaban muy interesantes. Creemos que el final será abierto para el jueves y con mucha expectativa no solo en el recinto, sino en las calles”, afirmó el diputado y añadió: “Se preve que cerca del 90 por ciento de los diputados hablen y expresen la opinión respecto a a fundamentación de su voto, no se va a cortar el debate y habrá una discusión muy amplia.

En tanto que Nicolás Del Caño, por el Frente de Izquierda -partido que avaló el proyecto- comentó: “La mayoría de la población quiere terminar con los abortos clandestinos con las consecuencias que eso trae a las mujeres más humildes, y a muchas les causa la muerte”.

“Acá se está debatiendo aborto legal o clandestino, no aborto sí o no, eso ha sido fundamental para que mucha gente comprende de lo que se trata, que es de la salud de las mujeres”, expresó Del Caño.

“Hay que destacar la movilización y la participación de la juventud. Las mujeres en Argentina han sido un ejemplo para el mundo, lo vimos en 2015 en Ni Una Menos y desde ese momento ha habido una gran movilización”, consideró el legislador.

Para cerrar, Del Caño manifestó: “Esperamos un movilización multitudinaria en todo el país”.