Aldo Battisacco – Enviado especial a Buenos Aires – El ex juez Carlos Rozanski asistió a la reunión informativa convocada el miércoles pasado por el presidente de la Comisión de Libertad de Expresión que preside Leopoldo Moreau en el edificio Anexo de Diputados, en la que el juez Federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla dio a conocer pruebas que tiene en su poder y que le fueron secuestradas en un procedimiento a Marcelo D´Alesio, en el marco de una causa que tuvo por objeto en sus inicios, investigar escuchas ilegales.

En diálogo con Conclusión, el doctor Rozanski rescató la iniciativa de Moreau, al considerar que “tuvo un enorme valor institucional” y además, “la presencia del Juez Ramos Padilla, por la significación simbólica que en la Cámara de Diputados se pueda escuchar un juez federal exponer –lo que todos escuchamos- con un alto grado de prudencia y exactitud”.

“Otro de los aspectos que me gustaría resaltar es la magnitud del drama que se vive, se trata de un organización criminal extremadamente peligrosa y amplia, que excede con creces al chantaje de un empresario, porque la verdadera operación que eso”, dijo Rozanski.

Alejo Ramos Padilla – Foto: Daniel Vides

Respecto de los verdaderos alcances de esta organización, y de los objetivos que se propuso, el ex magistrado expreso que “la finalidad fundacional de esta organización es la persecución política, el descrédito de opositores, y hasta el encarcelamiento”.

“A todo esto se asoció un sector corrupto del Poder Judicial, los medios hegemónicos y por supuesto el Poder Ejecutivo, que es donde -según creo- nacen las operaciones. Porque no es que si se investiga se llega al corazón del Ejecutivo, sino que parte desde ese lugar este tipo de operaciones y que incluye quedarse con un vuelto –que se puede contabilizar en varios millones de dólares- como lo hace esta nada corrupta que es parte de algo mucho mayor que es originaria del gobierno nacional” , disparó Rozanski.

Ante el interrogante de que pasaría si el fiscal Juan Carlos Stornelli entregara su equipo de telefonía celular, Rozanski contestó: “Lo que ya adelante en mi cuenta de Twiter, el gobierno deberá llamar a elecciones en forma anticipada”.

Consultado si la metodología instrumentada para operar semeja la de los grupos e tareas que acostumbraba apoderarse de los bienes de los desaparecidos, el letrado refirió que esta modalidad se puede llevar adelante porque “le liberan la zona”, porque “en un grupo de tareas de acuerdo a la jerarquía se llevaba luna lamparita o transfería una escritura de un inmueble”.

Y añadió: “En este caso ellos se llevan el dinero que produce una extorsión, pero también están sirviendo a un fin mucho más amplio que es la persecución política, generar miedo y llevar a prisión a quienes se oponen al plan que están ejecutando”.

 

Juan Carlos Stornelli

Preguntado, si existen actores de los tres poderes del Estado que ignoran exprofeso, todo lo que está sucediendo y prefieren no darse por enterados, Rozanski señaló que “quien se da por enterado es el juez federal de Dolores, que hace un esfuerzo enorme y solitario para llevar adelante la investigación, el resto no, Ramos Padilla, dijo que no cuenta con apoyo, algo que viví en carne propia”.

“En cuanto al Poder Legislativo, no había ningún diputado oficialista, y esto obliga a interpretar con tranquilidad porque es gravísimo y el Poder Ejecutivo –porque a mi entender es quien generó las operaciones de inteligencia- porque son las que permiten las campañas periodísticas que forman opinión y que ayudan a ganar elecciones, sin embargo no creo que en las de 2019, ni por las tapas van a surtir efecto”, precisó el letrado.

Marcelo D´Alessio

En relación a la falta de apoyo de parte del Poder Judicial al juez Ramos Padilla, Rosanski llamó a “reflexionar acerca de lo que pasa con los que no apoyan y en especial con el sector que es parte de todas estas operaciones”, al tiempo que manifestó que las medidas para salvar la república se impone “un cambio de gestión, y en forma rápida pero tranquila, generar un recambio institucional urgente, hay que replantear el Poder judicial en su totalidad, es decir, mediadas que permitan una renovación y un cambio del sistema de selección de jueces y mecanismos de expulsión. Hay que barajar y dar de nuevo, no quiere decir que se vayan todos, podrían quedar en comisión y luego que se queden los que tiene probada decencia”.

“Tenemos un sector de buen gente que hace su trabajo y en buena hora pero también hay un sector altamente corrupto que sale a la luz cada día cuando nos enteramos que nos hacen padecer o cuando un juez como Ramos Padilla nos cuenta lo que nos contó, su presencia fue un día altamente importante para la república”.