Los ex presidentes de Perú Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala serán interrogados en el curso de una investigación sobre supuestas irregularidades en el país de la constructora brasileña Odebrecht, con la que negó cualquier vinculación la líder opositora Keiko Fujimori.

Los interrogatorios a los ex mandatarios fueron anunciados por la Fiscalía de la Nación en un comunicado en el que reportó que también se requerirá la declaración de otros ex funcionarios, como Yehude Simon y René Cornejo, quienes fueron primeros ministros con García y Humala.

En la causa en cuestión se investigan presuntos sobrecostos y otras irregularidades en la obra para dotar de irrigación al complejo industrial Olmos, en el departamento norteño Lambayeque, cuya ejecución estaba a cargo de un consorcio integrado por Odebrecht.

La constructora admitió ante la justicia de Estados Unidos que entre 2005 y 2014 pagó sobornos por 29 millones de dólares en Perú a cambio de la concesión de obras públicas.

En ese período gobernaron Toledo (2001-06), García (2006-11, su segundo mandato) y Humala (2011-16).

En tanto, Fujimori negó cualquier vínculo suyo con la empresa pese a que su nombre apareció mencionado en una agenda de Marcelo Odebrecht, el heredero de la compañía que está preso en Brasil y se acogió al régimen de delación premiada, consistente en suministrar información de irregularidades a cambio de una reducción de la pena que pudiera corresponderle.

“Desconozco las intenciones que tuvo el señor Odebrecht, pero conmigo jamás tuvo una reunión, ni él ni ningún enviado suyo, que quede bien claro”, dijo la dos veces derrotada candidata presidencial en su cuenta de Twitter.

Fujimori agregó que su partido, Fuerza Popular -que tiene mayoría propia en el Congreso unicameral-, “no ha recibido dinero suyo (de Odebrecht) o de sus empresas”.