Conectar
Arriba

Respaldan medidas de restricción de importaciones que protegen la industria nacional

Desde la Confederación General Empresaria de la República Argentina (Cgera), se mostraron optimista respecto de la decisión gubernamental de comenzar a investigar para implementar medidas anti dumping.

Por Aldo Battisacco desde Buenos Aires (enviado especial)

El titular de la Confederación General Empresaria de la República Argentina (Cgera), Marcelo Fernández, ponderó la decisión del Gobierno nacional de aplicarle cuotas a la importación de calzados, tejidos, autopartes, cerámicos y otros artículos y la apertura de procesos de investigación para implementar medidas anti dumping.

En diálogo con Conclusión, el presidente de la entidad que agrupa empresarios de distintos sectores productivos señaló que “el Gobierno ha tomado nota del creciente déficit comercial y también ha comprobado que el aumento de las importaciones no bajó los precios de esos productos”.

Y añadió: “Es lo que siempre quisimos aportar y debatir. Vemos con buenos ojos que se pueda discutir”, manifestó Fernández.

Durante el transcurso de la semana pasada se conoció que se emitió la Resolución 511-E/2017 del Ministerio de Producción, que determina la apertura de investigación, por expiración de plazo, para la renovación de la mediada antidumping bajo la forma de derechos específicos para las operaciones de exportación hacia la Argentina de anteojos de sol, armazones para anteojos y gafas (anteojos) correctoras o pregraduadas, originarias de la República Popular China.

De este modo, mientras dure el proceso de investigación la medida antidumping continuará plenamente vigente. Medidas como estas han comenzado a tomarse en distintos sectores favoreciendo al producción nacional.

En otro tramo de sus afirmaciones, Fernández, destacó a este medio que existe de parte deCgera el “respaldó a esa iniciativa” y reiteró su llamado “al diálogo para un acuerdo en torno a un modelo económico y social frente a las actuales condiciones que reúna a empresarios nacionales y trabajadores”.

El dato determinante para que los empresarios estén en alerta -es que en agosto pasado- la balanza comercial arrojó un déficit de 1.083 millones de dólares debido a la caída de las exportaciones y la fuerte suba de importaciones de 24,9%. En este sentido, las compras al exterior treparon a los 5.051 millones de dólares. De esta forma, las cantidades importadas durante el octavo mes del año subieron 19,7%, mientras que los precios tuvieron un alza de 4,4%.

Comentarios

Más en Más noticias