Enviado especial a Buenos Aires – Tras una prolongada sesión que demandó 14 horas, el Senado resolvió rechazar la media sanción de Diputados de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo imponiéndose por 38 votos  a 31.

El intento de legalizar el aborto sufrió un duro revés en la Cámara alta, y fue precedido por un histórico debate en el parlamento.

A pesar de haber conseguido un resonante triunfo en Diputados la iniciativa remitida al Senado fue desestimada en el marco de una masiva movilización que siguió las instancias del debate en las calles adyacentes al Congreso nacional bajo la lluvia.

Desde temprano se congregaron miles de simpatizantes que portaban colores identificatorios de la posición que asumieron ante el tratamiento de la ley. El color verde se imponía en número y en colorido, sin embargo los “pañuelos celestes” fueron los que terminaron festejando al término de la sesión que se había iniciado a las 10.26 del miércoles.

La jornada prometió ser histórica y de hecho así lo fue. A pesar del resultado – que ya se presumía antes de la votación – varios senadores anunciaron que el camino para la aprobación de esta ley recién empezaba y más temprano que tarde terminaría por ser aprobada.

Mientras los cánticos se multiplicaban en ambos sectores la tendencia se fue definiendo y terminó por confirmarse una vez que la presidenta del cuerpo, Gabriela Michetti, llamó a votación tras la exposición del formoseño Luis Naidenoff.

Así, la iniciativa que permitía la interrupción del embarazo hasta las 14 semanas de gestación en el marco del sistema público de salud, tendrá que esperar su turno hasta 2020. Fecha en la que se realizará una renovación de los miembros de la Cámara de senadores.

El resultado estuvo precedido por una ardua militancia del sector celeste que intensificó su presencia y evitó de esta manera que los intentos por introducir modificaciones a la ley fracasara en el tratamiento que se le dio en general.

Se abstuvieron, la senadora Lucila Crexell y Omar Perotti que hasta poco antes de la sesión estaba indeciso.

La posibilidad de reincidir en el proyecto llegaría con el voto de un proyecto de despenalización, como proyecto individual o dentro del marco de la próxima reforma del Código Civil que mandaría al Congreso el Poder Ejecutivo Nacional.

 

La UCR fue el bloque que más votos sumó al rechazo a la legalización del aborto: 9 sobre 12. El PRO tuvo 5 en contra y 4 a favor. El Interbloque Argentina Federal, que lidera Miguel Ángel Pichetto, aportó 12 votos a favor, 11 en contra y una abstención. El Frente para la Victoria-PJ fue el que juntó más votos positivos: 8 sobre 9, incluida la ex presidenta Cristina Fernández.

Las principales frases de la sesión sobre la legalización del aborto

 

Cristina: “Las miles de chicas en las calles me hicieron cambiar de opinión”

El Senado rechazó el proyecto de legalización del aborto: voces a favor y en contra

Incidentes entre manifestantes en las inmediaciones del Congreso