La firma de supermercados Coto entró en conflicto con el gremio Camioneros, debido a que la empresa tiene la intención de aumentar la cantidad de horas que deben trabajar los transportistas de la empresa.

El desacuerdo entre las partes comenzó el lunes a la noche cuando Coto impidió el ingreso de veinte trabajadores -en la distribuidora de Monte Grande- que se negaron a firmar un contrato que los obligaba a trabajar 48 horas, incumpliendo así el convenio de Camioneros, que establece 44 horas como máximo.

Ante esto, representantes del gremio se presentaron en el lugar, se declararon en estado de alerta y convocaron a asamblea permanente hasta que la empresa les de una respuesta.

El representante gremial Oscar Borda indicó que “esto excede todos los límites” y agregó que “hay un abuso total de parte de los supervisores y de la gente de gerencia. No puede ser que nos quieran pasar por encima, y después, por manifestarnos, amenacen con sancionar y suspender compañeros”.

Desde Camioneros indicaron que la protesta durará el tiempo que sea necesario, hasta obtener una respuesta.