Desde la vuelta de la democracia la presencia de sindicalistas en las bancas del Congreso de la Nación ha ido disminuyendo. Las cámaras son cada vez menos ocupadas por personas provenientes del campo sindical y la dirigencia gremial. Los interrogantes que se abren ante este descenso son varios. Cuáles son las causas por las que estos candidatos no son votados por las grandes mayorías y qué hacen aquellos que sí han sido electos y actualmente ocupan cargos legislativos, son solo algunos.

La siguiente línea de tiempo recorre los años que transitaron desde la llegada del radical Raúl Ricardo Alfonsín a la Presidencia de la Nación, donde se puntualiza porcentualmente y con nombres propios cuál ha sido el panorama en cada época argentina.