En asamblea los docentes públicos de Córdoba aceptaron la nueva propuesta del gobierno de incremento salarial, que regirá entre febrero de 2019 y enero de 2020, que incluye una cláusula gatillo y el pago de una suma no remunerativa mensual para compensar la perdida salarial del 2018 que fue del 10,55 por ciento.

La Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) se reunió este mediodía en asamblea y, con el 80% de votos afirmativos, aprobó la segunda oferta salarial que consiste en un 5% de incremento desde febrero, con actualización mensual hasta agosto mediante la denominada “cláusula gatillo” en base a la inflación que determine el Índice de Precios de la Provincia Córdoba (IPEC).

Desde setiembre, además de continuar con la “cláusula gatillo”, las partes se reunirán y evaluarán la evolución de la recaudación provincial a los efectos de determinar los pasos a seguir en caso de que los recursos estuvieran por debajo de la inflación.

Con respecto a la pérdida salarial porcentual del año 2018, que fue del 10.55% (el aumento fue del 36% y la inflación del 46,55%) el Gobierno propuso como recuperación de esa diferencia una suma no remunerativa mensual que aumentará progresivamente.

Los aumentos que perciban también alcanzarán a los jubilados, precisó a los medios locales el titular de la UEPC, Juan Monserrat, y añadió que seguramente “va a ser necesario una revisión constantes por la inestabilidad económica en general”.

El 5 de febrero el gremio había rechazado la primera propuesta y había pospuesto el inicio de clases con la adhesión al paro nacional de 72 horas.