El juzgado nacional de primera instancia del trabajo número 45 falló a favor de seis trabajadores del laboratorio nacional Elea Phoenix, despedidos “sin causa” en el contexto del “fraudulento Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC)”, e instó a esa compañía a “la reinstalación cautelar del personal en un plazo de cinco días”, informó el gremio.

Ricardo Peidro, titular de la Asociación Agentes de Propaganda Médica (AAPM) y de la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA), sostuvo en un comunicado de prensa que “el fallo sentó un precedente significativo, porque remarcó que el despido de representantes gremiales implica la violación de un derecho de naturaleza constitucional, como es la libertad sindical, y evidencia una motivación discriminatoria”.

“En ese contexto de persecución a la organización de los trabajadores para avanzar con el recorte de derechos, la decisión judicial fue de vital importancia”, aseveró Peidro.