Los trabajadores del sector de transporte público de Roma, capital de Italia, han convocado una huelga debido a las malas condiciones. Operadores, conductores y trabajadores del servicio de transporte público han convocado una huelga de transportes en Roma, apoyados por el sindicato para protestar contra las pésimas condiciones laborales en el sector que ha afectado a los usuarios paralizando la ciudad durante gran parte del día. Los principales motivos de esta nueva huelga son la poca seguridad que tienen los conductores tanto de autobuses como de metros y trenes, el exceso de horas seguidas de trabajo con pocas horas de descanso, poniendo en riesgo la seguridad de los conductores y también la de los propios pasajeros.

El servicio en los últimos años sigue empeorando y los más afectados son los trabajadores y los propios ciudadanos que ven cómo sus medios de trasporte son cada vez más viejos y más escasos, generando conflicto y las quejas de tantos usuarios a lo largo del día. Los usuarios del trasporte público piden más recurso y mas líneas tanto de autobuses como de metro. A su vez, los sindicatos de trasportes culpan tanto a la empresa de transportes ATAC (Agencia de Transporte por Carretera y Ferrocarril de la ciudad de Roma) como al Gobierno por la pésima gestión de sus dirigentes en los últimos años. Esta huelga ha causado el malestar general entre los usuarios del trasporte público generando multitud de atascos y bloqueando la ciudad en plena hora punta. Carlos Díaz, Roma.